Internacionales

Luz verde para extraditar a Noriega

* Fallo permite que, una vez cumplida mañana domingo la pena en EU, el ex dictador panameño pueda ser extraditado a Francia

MIAMI / AFP

Un juez federal estadounidense abrió la puerta a una posible extradición del ex dictador panameño Manuel Antonio Noriega a Francia luego que salga de prisión mañana domingo, al rechazar ayer viernes un pedido del ex militar para que sea bloqueado su traslado a territorio francés.
El juez federal William Hoeveler dijo que no existen causas para suspender una eventual extradición de Noriega y ordenó que continúe preso hasta que expire la condena mañana domingo.
El fallo permite que una vez cumplida la pena en Estados Unidos el ex dictador panameño pueda ser extraditado a Francia, donde está condenado por lavado de dinero a una pena de diez años de cárcel.
Noriega cumple el domingo la pena de 17 años de prisión que le fue impuesta en Estados Unidos por narcotráfico, y debería salir en libertad condicional, pero la justicia ya lo consideró “extraditable”, y está pendiente una orden del gobierno estadounidense para que sea entregado a las autoridades francesas.
El magistrado dijo en su fallo que al no existir “causas para mantener el aplazamiento” de la extradición, la medida se levanta “bajo el entendimiento de que el acusado completará el término previamente impuesto a su condena y no será liberado hasta el nueve de septiembre”.
Hoeveler consideró aceptables las garantías del gobierno estadounidense respecto a un acuerdo con Francia para asegurarle a Noriega los mismos “beneficios” que tuvo en la celda de Miami, aunque no sea considerado en territorio francés como prisionero de guerra.
Otro juez federal que tramitó el pedido francés de extradición ya había declarado a Noriega “extraditable” al rechazar los argumentos de que el ex militar debía ser entregado a Panamá una vez que expiraba su condena en Estados Unidos.
La defensa de Noriega había pedido al juez que se bloqueara su extradición a Francia, al afirmar que ese país no respetaría los derechos que le otorgan las Convenciones de Ginebra, ya que el gobierno francés no consideraría al ex militar como prisionero de guerra.
Además, los abogados denunciaron que Estados Unidos planeaba dejar en libertad a Noriega antes de mañana domingo, “en medio de la noche”, y entregarlo sorpresivamente a Francia para poner fin a la controversia sobre la extradición.
El estatus de prisionero de guerra le fue dado a Noriega por la justicia por su captura en Panamá, en 1990, tras la invasión de ese país por las fuerzas estadounidenses, que lo derrocaron.
Este viernes el Departamento de Estado reiteró que “el gobierno estadounidense apoya los esfuerzos de Francia con vistas a obtener” la extradición de Noriega, según un anuncio del portavoz Tom Casey poco después de conocida la decisión judicial.
Desde Francia, en tanto, sus abogados anunciaron que “pelearán para que no sea encarcelado a su llegada” a ese país, según informó a la AFP uno de los letrados, Yves Leberquier.
“En cuanto llegue a Francia, Manuel Noriega será llevado ante el procurador de la República, que le notificará su mandato de detención, y después ante el juez de penas” que decidirá su eventual encarcelación, dijo Leberquier.

Francia “toma nota”
El gobierno francés anunció que “tomó nota” de la decisión judicial de dar luz verde a la extradición, según un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores.
El ex hombre fuerte de Panamá --que gobernó ese país entre 1983 y 1989-- fue condenado en ausencia por la justicia francesa por lavado de varios millones de dólares presuntamente provenientes del cartel de la droga de Medellín, que fueron descubiertos en bancos franceses e invertidos en inmuebles en París.
La justicia estadounidense condenó a Noriega a 40 años de cárcel por narcotráfico, pero se le redujo considerablemente la pena por buena conducta.