Internacionales

Montañas de Honduras degradan el huracán Félix

* Barreras naturales de los bosques lo estaban “desactivando” ayer

TEGUCIGALPA / AFP

Las agrestes elevaciones montañosas del este de Honduras estaban “desactivando” este martes al huracán Félix, que levantó una gran movilización preventiva en todo el país, afirmó el presidente Manuel Zelaya.
“Tenemos la esperanza que el huracán ya no va a crecer, que tiende a degradarse porque las barreras naturales de los bosques que tienen Honduras y Nicaragua, lo están desactivando prácticamente”, afirmó el mandatario en rueda de prensa.
El ciclón que al comienzo avanzó por el litoral donde hay menos estribaciones montañosas y mayor población se internó este martes por la Mosquitia de Nicaragua y penetró a Honduras entre los departamentos de El Paraíso y Olancho, una zona menos poblada y con montañas vírgenes.
Según informó a la AFP el pronosticador del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), Evaristo Zúñiga, el ojo del ciclón, rebajado a categoría uno, se ubicaba en la zona fronteriza de Honduras con Nicaragua, a unos 300 km al este de Tegucigalpa.
Félix avanzaba a 22 km/h y según Zúñiga, “en las horas de la mañana del miércoles pasaría por Tegucigalpa, probablemente ya como tormenta tropical”. “Siempre va a haber fuertes aguaceros, iguales de intensos que pueden provocar inundaciones y deslizamientos”, advirtió el experto.
La Comisión Permanente de Contigencias (Copeco), mantenía las alertas en previsión de inundaciones y deslizamientos provocados por las lluvias.