Internacionales

Cae senador Larry Craig


El senador republicano Larry Craig, de Idaho (ubicado al noroeste de EU), anunció ayer sábado que renunciará a su escaño en el Congreso debido a un confuso encuentro en un baño de hombres en un aeropuerto con un policía que lo acusó de conducta lasciva.
Craig, de 62 años, se presentó en Boise (capital de Idaho) acompañado por su esposa, el gobernador de Idaho, Butch Otter, y otros funcionarios, y dijo que el escándalo “sería una distracción en momentos en que Estados Unidos y su Senado tienen asuntos muy graves entre manos”.
“Pido perdón a mi familia, a quienes tienen el coraje de apoyarme en estas circunstancias y al pueblo de Idaho por la pena que he causado”, indicó el senador en Boise.
La partida de Craig no alterará la situación en la Cámara Alta, actualmente controlada por el Partido Demócrata, con 51 legisladores contra 49 republicanos. Craig, cuyo mandato expiraba en enero de 2009, será reemplazado por un republicano designado por el gobernador Otter.
Pero el final abrupto de la carrera política de Craig es otro revés para el Partido Republicano: esta semana el senador de Virginia, John Warner, uno de los políticos más influyentes en temas de defensa y en el debate sobre Irak, anunció que no se presentará a la reelección en 2008.
Warner, de 80 años y senador por Virginia desde 1979, dijo que ha sido un “privilegio” representar al estado durante 29 años, pero considera que es hora de jubilarse en vez de buscar la reelección por quinta vez.
La jubilación de Warner dejará un escaño vacante en el Senado de EU y ofrece a la oposición demócrata la oportunidad de mantener, o incluso expandir, su exigua mayoría en la Cámara Alta durante los comicios generales del próximo año.
Craig fue arrestado brevemente el 11 de junio en un aeropuerto de Minnesota, donde un agente policial, que investigaba conducta sexual en uno de los baños para hombres, alegó que el senador le había hecho propuestas lascivas.
Durante años han circulado rumores sobre la supuesta homosexualidad de Craig, un senador conservador que ha sido muy firme en su oposición a la legalización de los casamientos de personas del mismo sexo.
Según la grabación de vídeo de la entrevista policial, difundida por la televisión a todo el país esta semana, Craig dijo al agente: “Usted fue el que me hizo propuestas”, y lo acusó de haberle tendido una trampa.
El agente policial alega que él estaba en uno de los retretes cuando otro hombre entró al retrete vecino e hizo señales primero con un pie y luego con la mano, por debajo de la mampara que separa a ambos recintos.
Luego, según el agente policial, él puso en el piso su identificación y le indicó al vecino que saliera. El vecino resultó ser un senador del Congreso de Estados Unidos.
Craig dijo en su entrevista con la Policía que él no es homosexual, pero tampoco resistió el encausamiento.
El senador llegó a un acuerdo con las autoridades bajo el cual se retiró el cargo, más grave, de “interferencia con la intimidad personal”, y se declaró culpable de “conducta inapropiada”.
El martes pasado Craig dijo que había sido un error el declararse culpable, pero la presión entre sus propios colegas republicanos para que se apartara del Senado comenzó a aumentar.
En su declaración, el senador Larry Craig reconoció que su caso es una “distracción en momentos en que el país encara asuntos muy graves”, y eligió abandonar su cargo.