Internacionales

Chávez ofrece territorio venezolano para proceso de paz

Las conversaciones de paz entre el ELN y el gobierno están atascadas en el desencuentro de dos concepciones diferentes de paz y métodos para llegar a ella

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ofreció hoy a su país para las reuniones entre delegados del gobierno de Colombia y la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), que se realizan desde el 2005 en Cuba y que están estancados.
Chávez, que realizó una visita de más de doce horas a Bogotá, propuso celebrar conversaciones en Caracas, donde ya se hicieron en otro fallido proceso de paz en 1992. El mandatario venezolano dijo en una rueda de prensa que recibió de La Habana "una señal, alguna solicitud para un diálogo en Caracas".
"Lo hemos planteado al presidente Uribe y de inmediato él ha aceptado y ha dado instrucciones (...) y es posible que esté en Caracas reuniéndose con alguno de los representantes del ELN", manifestó el mandatario venezolano.
"Si yo puedo participar en esa reunión, está planteado como probable, para tratar de seguir avanzando en el proceso de paz con el ELN". Los delegados del gobierno colombiano y del ELN terminaron el pasado fin de semana una nueva fase de diálogos exploratorios sin obtener el acuerdo base" que buscan desde finales del 2005.
Conversaciones en “punto muerto”
El jueves el ELN afirmó en un comunicado divulgado por internet que las conversaciones están en un "punto muerto". En el mismo comentario, el ELN afirmó que la octava ronda de conversaciones de paz, que se reanudó el pasado 20 de agosto en La Habana, se estancó porque los delegados del gobierno colombiano exigen la concentración de los rebeldes en un sitio determinado y su identificación, para verificar un alto al fuego.
"Las conversaciones de paz entre el ELN y el gobierno colombiano pasan por uno de los momentos más difíciles, atascadas en el desencuentro de dos concepciones diferentes de paz y métodos para llegar a ella", subrayó la organización insurgente.
Además, el ELN subrayó que la propuesta gubernamental de concentrar a los líderes guerrilleros en otro país "es inaceptable desde todo punto de vista y merece total rechazo". El ELN, fundado en 1964 y con unos 5.000 integrantes, es la segunda guerrilla del país en tamaño después de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).