Internacionales

Inundaciones y calor excesivo dejan 23 muertos en EU

Lluvias en el centro del país dejan millonarias perdidas y 500 vuelos suspendidos en Chicago

Las fuertes lluvias continúan hoy en la región central de Estados Unidos, donde han provocado graves inundaciones, la muerte de unas 23 personas, daños millonarios en Ohio y la suspensión de más de 500 vuelos en Chicago.
Mientras las tormentas e inundaciones han dejado miles de damnificados que tuvieron que abandonar sus casas, en otras regiones de EE.UU. se han registrado altas temperaturas sin precedentes, que han dejado al menos 25 muertos.
El Servicio Meteorológico Nacional vaticinó más lluvias y advirtió que una extensa área de alta presión sigue "dominando las condiciones sobre el valle del Ohio", y afectará a ciudades desde Burlington a Dayton y Cincinnati.
Asimismo, los meteorólogos avisaron que siguen en pie las alertas por "calor excesivo" con temperaturas que alcanzarán este viernes entre los 38 y los 41 grados Celsius.
"Una alerta de calor excesivo significa que se registrará un período prolongado de temperaturas peligrosamente altas", explicó el Servicio Meteorológico.
"La combinación de altas temperaturas y alta humedad se combinarán para crear una situación peligrosa en la cual son probables las afecciones de salud por el calor", apuntó.
Otra tormenta con lluvias y vientos de más de 110 kilómetros por hora se precipitó hoy sobre el área de Chicago, después de dos embates similares la tarde del jueves, que dejaron extensos daños y miles de hogares y comercios sin electricidad.
Las advertencias y alertas de inundaciones seguían vigentes esta mañana en partes de Nebraska, Kansas, Iowa -donde ayer las lluvias llegaron a 205 milímetros-, Misuri, Illinois, Indiana, Wisconsin, Michigan y Ohio.
La concejal del distrito de Fox Lake, al noroeste de la ciudad de Chicago, Cindy Irwin, ha supervisado personalmente la distribución de bolsas rellenas con arena, ya que las aguas del lago están unos 60 centímetros por encima del nivel de inundación.
En el Aeropuerto Internacional O'Hare la situación se había normalizado esta mañana después de que en las últimas horas las malas condiciones meteorológicas forzaron a la suspensión de unos 500 vuelos.
También hoy se normalizó la operación en el Aeropuerto de Atlanta (Georgia), en el sureste de EE.UU., que es centro de las rutas de la aerolínea Delta.
Ayer, cuando las tormentas demoraron los vuelos, las autoridades tuvieron que desviar más de 30 aviones a otros aeropuertos de la región.
Las condiciones meteorológicas seguían dificultando hoy las labores de socorro en Wisconsin, Oklahoma, Minesota, Texas, Iowa y Ohio, donde en una semana por lo menos 23 personas han muerto debido a las tormentas y las inundaciones.
En Oklahoma fallecieron siete personas desde la semana pasada, cuando una tormenta tropical dio lugar a inundaciones que siguen causando problemas en todo el estado.