Internacionales

Bebé muere por dormir a la intemperie en Perú

Existe caos en la distribución de la ayuda humanitaria en las zonas afectadas por el terremoto

Una bebé de mes y medio, que durmió a la intemperie desde el terremoto que asoló Perú el 15 de agosto, murió de bronconeumonía sin haber recibido ayuda humanitaria, denunció su madre a la prensa peruana.
Desde el terremoto, la familia de la niña Flavi Jara pasó las noches en un parque de la ciudad de Cañete, a unos 150 kilómetros de Lima, por temores a que se derrumbara su vivienda.
"Hemos dormido varias noches en el parque, pero no teníamos con qué abrigarnos más que con unas frazadas (...). Tuvimos que dormir sobre unos cartones y poner unos plásticos sobre dos sillas para protegernos de la llovizna", dijo al diario "La República" la madre de la bebé, Elizabeth Jara.
"La ayuda no llega a todos, nosotros no podíamos dormir en la casa porque es peligroso y nadie nos ayudó", agregó la madre de Flavi, fallecida este miércoles. Damnificados y organizaciones no gubernamentales, así como la prensa, han dado cuenta en los últimos días del caos en la distribución de la ayuda humanitaria en las zonas afectadas por el terremoto.
Padecen afecciones respiratorias
Fuentes médicas también han expresado su preocupación porque muchos damnificados padecen de afecciones respiratorias debido al frío que azota la costa y con mayor dureza a las zonas andinas, donde la temperatura desciende por las noches a dos grados bajo cero.
El Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología del Perú (Senamhi) alertó de que la temperatura descenderá a partir de hoy en la costa del país y se incrementará la fuerza de los vientos en Ica y Paracas, algunas de las zonas más afectadas por el sismo.
El terremoto del 15 de agosto se cobró la vida de 513 personas y dejó mil 090 heridos, además de destruir 37 mil 612 viviendas, 46 escuelas y 14 centros de salud, según las últimas cifras del Instituto Nacional de Defensa Civil (INDECI).