Internacionales

Renuncia asesor político de George W. Bush


Karl Rove, estrecho asesor político del presidente estadounidense George W. Bush y artífice de sus campañas electorales en 2000 y 2004, renunciará a fines de este mes, según declaró en una entrevista divulgada este lunes. “Creo que ha llegado el momento” de partir, declaró Rove al Wall Street Jour-nal. El diario precisó que el funcionario dejará su puesto el próximo 31 de agosto.
Bush, sitiado por sus adversarios, asiste a una serie de renuncias de sus colaboradores más cercanos, y la última, la de su eminencia gris Karl Rove, tendría consecuencias más pesadas para el gobierno. La dimisión de Rove a un año y medio del fin de la presidencia de Bush confirmaría, según analistas, la debilidad en la que se halla el presidente en materia de asuntos internos.
Desde la derrota de los suyos en las elecciones legislativas de noviembre de 2006, Bush sufre una hemorragia de asesores. El secretario de Defensa Donald Rumsfeld fue sacrificado por la impopularidad de la guerra de Irak, factor determinante de lo que Bush llamó “paliza” electoral. El mandatario asistió luego a la partida de otro eminente estratega, Dan Bartlett, de los asesores en seguridad nacional J.D. Crouch y Meghan O’Sullivan, del director encargado del presupuesto, Rob Portman, de la directora política Sara Taylor y de la asesora en asuntos legales Harriet Miers.