Internacionales

Inician rescate de avión keniano siniestrado

* Más de 48 horas después del accidente, socorristas e investigadores llegaron a la zona del desastre

MBANGA PONGO /AFP
Las operaciones de rescate de los restos del avión siniestrado de Kenya Airways comenzaron ayer lunes en el sureste de Duala, Camerún, y los investigadores no descubrieron a ningún sobreviviente entre las 114 personas que se encontraban a bordo.
Más de 48 horas después del accidente, decenas de socorristas e investigadores llegaron el lunes de mañana a la localidad de Mbanga Pongo, a unos 20 km del aeropuerto del cual despegó el Boeing 737-800 keniano el sábado a las 00H07 locales (23H07 GMT del viernes) antes de desaparecer.
“No hay ningún sobreviviente, y no hay esperanza de hallar alguno en las circunstancias en que pasaron las cosas”, declaró a la AFP el fiscal general de Duala, Luc Njodo, al regresar del sitio del accidente.
“En el lugar, a primera vista, no se ve el avión, ni cuerpos. Hay un cráter lleno de agua y un claro (abierto en la selva por la caída del avión), pero hundidos en el barro hay cuerpos, pedazos de avión y restos desperdigados (...) los socorristas comenzaron a recuperar los cadáveres”, contó.
“Hay sólo muertos, no hay sobrevivientes”, había indicado poco antes a la AFP un socorrista camerunés. “La parte delantera del avión hizo un agujero en el barro (...) Está lleno de cadáveres destrozados y hundidos en el barro”, relató.
Acompañado de oficiales de la Policía Judicial y de expertos de la Agencia para la Seguridad y la Navegación Aérea en África (Asecna), el fiscal general de Duala dijo que procedió a efectuar las primeras constataciones.
Varios efectivos de la gendarmería camerunesa fueron desplegados en torno a Mbanga Pongo a fin de garantizar la seguridad del sitio del accidente, que fue sobrevolado durante la mañana por varios helicópteros.
Las autoridades convocaron a decenas de habitantes para abrir un camino con machetes, en la selva, hasta los restos del avión.
Los restos del birreactor keniano fueron localizados recién el domingo al caer la noche gracias a los testimonios de pobladores, tras dos días de una intensa e infructuosa búsqueda.
Hasta entonces, los helicópteros y aviones registraron de manera prioritaria un sector más alejado de Duala, una porción de selva densa situada en el suroeste de Yaundé, guiándose por la única señal de emergencia captada dos horas después de la desaparición del vuelo 507.
El director general de Kenya Airways, Titus Naikuni, recién confirmó en Nairobi el accidente del avión cuando los restos fueron localizados.
Según las informaciones suministradas por la compañía y la aviación civil camerunesa, el avión de Kenya Airways que efectuaba la conexión Abiyán-Nairobi vía Duala desapareció bruscamente de las pantallas de radar dos minutos después de despegar de Duala, donde tenía lugar una violenta tormenta.
Un responsable de la aviación civil camerunesa mencionó el lunes la posibilidad de que el avión haya sido golpeado por un rayo.