Internacionales

Kansas declarada zona de desastre

* Servicio Nacional de Meteorología en EU advierte sobre más tornados para los próximos días en el centro del país

WASHINGTON /AFP
El presidente estadounidense George W. Bush declaró este domingo zona de desastre al sudoeste de Kansas (centro), devastado por un gigante tornado que dejó al menos nueve muertos y 60 heridos.
"Tengo confianza en que esta comunidad será reconstruida, ayudaremos en la medida de nuestras posibilidades. Lo más importante ahora es que nuestros ciudadanos pidan al Señor que conforte a los que sufren", dijo el mandatario, en breves comentarios al salir de misa este domingo.
Bush se refería al pequeño poblado de Greensburg, Kansas, destrozado por el fenómeno ocurrido en la noche del viernes. Allí murieron al menos seis personas, informó un funcionario de la Alcaldía local, Steve Hewitt.
Otras 30 personas fueron retiradas el sábado de los escombros que dejó la destrucción del hospital Kiowa County Memorial de esa ciudad, tan sólo uno de los edificios destrozados. "Podemos decir que la ciudad fue borrada de la faz de la Tierra", comentó el senador Pat Roberts, quien recorrió la zona, a la cadena televisiva CNN. "Esto se pone cada vez peor", advirtió.
Tres personas fallecieron cerca de Greensburg, dijeron funcionarios de la Alcaldía de la ciudad. Bush dijo que tras contactarse con las principales autoridades del Estado optó por declarar una zona de desastre. "Me dijeron que era muy difícil describir cuán afectada fue la comunidad. He declarado una zona de desastre y espero que eso ayude", agregó el mandatario.
La declaración de zona de desastre lanzada por la Casa Blanca permite el otorgamiento de fondos federales a las zonas y personas afectadas por el desastre. "La ayuda permite la obtención de fondos para alojamiento temporal y reparación de hogares, créditos de bajo costo para cubrir propiedad u objetos perdidos que no estaban asegurados, y otros programas para ayudar a los individuos y a las empresas a recuperarse de los efectos del desastre", subrayó el secretario de prensa de la Casa Blanca, Tony Snow, en un comunicado.
El Servicio Nacional de Meteorología en Estados Unidos advirtió sobre condiciones climatológicas adversas para los próximos días en el centro del país. Una alerta de tornado fue lanzada para una gran porción del país que abarca siete estados, desde el norte de Texas hasta Dakota del Sur.
Los meteorólogos advirtieron sobre "una situación extremadamente peligrosa y con riesgo de muerte" en el centro de Nebraska, luego de que dos tornados se reportaran allí, aunque de momento no dejaron víctimas.
Hewitt indicó que un 90% de los hogares y edificios de Greensburg, ubicado a 200 km de Wichita, fueron severamente dañados. "Es una gran catástrofe para esta pequeña ciudad. Perdí mi casa, mis colegas perdieron sus hogares", contó en una conferencia de prensa.
Los 1,400 residentes de la zona fueron evacuados y se les ordenó no regresar, mientras que los equipos de rescate seguían removiendo los escombros con tractores y perros en busca de sobrevivientes. "La búsqueda continúa. Queremos asegurarnos de encontrarlos a todos", dijo el administrador de Greensburg, Steve Hewitt, a la cadena CNN.
Los servicios de agua, gas y electricidad fueron interrumpidos y las imágenes de televisión mostraban una ciudad derruida. Andrea Anglin, de la Cruz Roja, indicó a la CNN que un 90% de la ciudad estaba destrozada.
El tornado "arrancó la puerta de nuestro refugio", aseguró Kevin Hillhouse, residente de Greensburg, a la televisión local KAKE. Un contingente de la guardia nacional fue enviado al lugar para garantizar la seguridad, y los heridos fueron trasladados a diversos hospitales en la región.
El fenómeno meteorológico se formó de manera inesperada a las 22 horas locales. El servicio nacional de meteorología informó que la fuerza del tornado osciló entre F3 (severo) y F4 (muy severo) sobre una escala que cuenta seis grados. Un tornado de potencia F3 es acompañado por vientos de 252 a 330 km/h. Un tornado clasificado F4 es acompañado por vientos de 331 a 416 km/h.