Internacionales

Sarkozy aumenta ventaja en Francia


PARÍS / AFP
El candidato conservador Nicolas Sarkozy aumentó todavía más su ventaja con respecto a la socialista Ségolène Royal, según los sondeos divulgados el viernes al cierre de la campaña en Francia, aunque la aspirante de izquierda intentó hasta el último minuto conquistar votos para proclamarse presidenta el domingo.
Según las últimas encuestas, difundidas minutos antes del cierre de la campaña, Sarkozy conseguiría un 55% de los sufragios, frente al 45% para Royal. Es la primera vez en esta campaña que el candidato de la derecha registra semejante avance, que se debe fundamentalmente a su desempeño en el debate en televisión del miércoles frente a su adversaria socialista.
En la opinión de la mayoría de los franceses, Sarkozy se mostró más convincente, claro y preciso que su contrincante, que fue combativa pero también más vaga sobre todo en lo referente a la economía.
Consciente de estas cifras, la candidata socialista declaró durante la jornada que su contrincante es un “riesgo” para el país y denunció las mentiras publicadas por estas encuestas de intenciones de voto. “Hagamos que los sondeos mientan y sean publicados después por medios de comunicación amigos del poder”, criticó la candidata.
Según Royal, si Sarkozy es elegido el domingo “hará lo mismo que ha hecho en los últimos cinco años (en el gobierno), pero todavía peor”. “Es un candidato que adula lo más tenebroso de la naturaleza humana y no deja de avivar todos los miedos”, advirtió.
Royal terminó su campaña en Brest, al oeste de Francia, donde prometió ser una presidenta que “se ocupará como es debido” de los ciudadanos. “Atreveos a elegir a una mujer presidenta de la República. Lo digo sin rodeos como lo dijo la mandataria chilena Michele Bachelet: ‘El tiempo de las mujeres llegó y sé que los hombres están de acuerdo conmigo’”, declaró.
Confiado en su victoria, el candidato de la derecha pasó su último día de campaña en la región de los Alpes y atribuyó las declaraciones de Royal a los resultados negativos de las encuestas. “Deben ser los sondeos. Tal vez siente que todo se derrumba a su alrededor y por eso está tensa”, replicó, acusando a Royal de tener un discurso “algo violento” y “febril”, calificativos que se le han achacado a él en los últimos meses.
Además, Sarkozy quiso, por última vez antes de acudir a las urnas, tender su mano a los electores de centro. Así, prometió que si es elegido presidente se empleará a fondo para obtener una mayoría en las legislativas de junio y abogó por “un polo de izquierda en la nueva mayoría presidencial”.
“Muchas mujeres y hombres de izquierda se unen a mí” porque “han entendido perfectamente que no soy conservador”, aseguró.
En la primera ronda presidencial, el 22 de abril, por detrás de Sarkozy (31%) y Royal (26%) se alzó el centrista François Bayrou, quien con un más de un 18% de los votos, es decir casi 7 millones de votantes, triplicó su resultado de las anteriores elecciones.
Pese a que Bayrou anunció que no votará a Sarkozy y se acercó en estos días a Royal, la cual prometió incluir a ministros de su partido en su futuro gobierno, los diputados de su partido, la UDF, apoyaron mayoritariamente a Sarkozy.
Además, el candidato conservador contará el domingo con la mayoría de los votos de la extrema derecha (11% en la primera vuelta), a pesar de que su líder, Jean Marie Le Pen, pidió la abstención masiva.