Internacionales

Sofía es presentada a los españoles

La princesa Letizia Ortiz dijo que le hacia mucha ilusión que se llamara como la Reina, Sofia.

La infanta Sofía, segunda hija del príncipe Felipe de Borbón, heredero de la Corona española, y de la princesa Letizia, fue presentada hoy a los españoles a la salida de la clínica de Madrid donde nació el pasado domingo.
Los Príncipes de Asturias salieron de la clínica Rúber Internacional a media tarde con su hija recién nacida y con su primogénita, la infanta Leonor. La primera aparición pública de la infanta Sofía, tercera en la línea de sucesión al trono, se produjo ante cientos de periodistas y curiosos congregados para ver a la octava nieta de los Reyes de España.
Sofía permaneció apaciblemente dormida en brazos de su madre, la princesa Letizia, mientras el príncipe Felipe, con la infanta Leonor en sus brazos, respondían a las preguntas de los periodistas.
Leonor, de sólo 18 meses, con un vestido y chaqueta rojos, atrajo todas las miradas mientras jugaba con unas fundas de micrófono y saludaba con la mano a los informadores y curiosos de los que se despidió con un claro "adiós".
El Príncipe de Asturias aseguró que desean ser "los mejores padres" para sus hijas. Sobre el nombre de su segunda hija, Letizia Ortiz dijo que "nos hacia mucha ilusión que se llamara como la Reina, y además es un nombre precioso".

Sofía es infanta de España con tratamiento de Alteza Real y la tercera en la línea de sucesión al trono tras su padre y su hermana mayor, Leonor. El nacimiento del octavo nieto de los Reyes de España se ha producido pocas semanas antes del tercer aniversario de boda de los Príncipes de Asturias, el 22 de mayo.
Evita las polémicas sobre la Cn
El hecho de que el segundo hijo de Felipe de Borbón y de la princesa Letizia sea otra niña evita de momento una eventual polémica en torno a la reforma de la Constitución española, ya que el texto vigente contempla la supremacía de los varones sobre las mujeres en la sucesión a la Corona.
En principio, todos los partidos políticos están de acuerdo en reformar ese artículo de la Constitución para que deje de existir la discriminación hacia las mujeres, aunque con diferentes matices sobre la oportunidad del momento para acometer esa reforma.