Internacionales

El calor mató a 2 mil en Francia

Hubo un reducción de mortalidad a diferencia de 2003, cuando murieron 15 mil personas.

La ola de calor que afectó a Francia entre el 11 y el 28 de julio del pasado año causó un aumento de la mortalidad de 2 mil 065 personas, según un informe de expertos presentado hoy.
El Instituto Nacional de la Salud y de la Investigación Médica (INSERM), el Instituto de Vigilancia Sanitaria y Météo France habían calculado que, dadas las condiciones de calor excepcional durante esos días, tendrían que haberse producido 6 mil 452 muertos más que en período normal.
La diferencia entre la mortalidad esperada y la constatada la explicaron los autores del informe por "una reducción de la vulnerabilidad de la población a las olas de calor estivales" por la toma de conciencia sobre medidas preventivas tras la mortífera canícula del verano de 2003, al que se le atribuye el deceso de 15 mil personas.
El modelo de cálculo se había establecido a partir de los datos climáticos y de mortalidad en el periodo entre 1975 y 2000.