Internacionales

Protesta migratoria terminó en violencia

* Policía angelina examinará acción represiva en marcha del Primero de Mayo

LOS ÁNGELES / AFP

Una de las protestas de inmigrantes en Los Ángeles terminó el pasado martes con enfrentamientos con la Policía que disparó balas de goma contra los manifestantes, dejando un número no determinado de heridos leves y detenidos, informaron los medios estadounidenses.
De acuerdo con imágenes de la cadena de televisión CNN y otros canales locales, la Policía dispersó a los manifestantes en el McArthur Park, en el centro de Los Ángeles, golpeando con bastones y disparando balas de goma a las personas que se le atravesaban a su paso.
El martes en la noche, el jefe del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD), William Bratton, dijo en rueda de prensa que unos 15 oficiales habían sido golpeados con perdigones lanzados por “algunos elementos de la multitud, que no creemos que sean representativos de la mayoría” de los manifestantes.
Mientras Bratton daba su declaración, alguien gritó: “Eso no es verdad”, a lo que el jefe policial replicó: “Tengo una información preliminar que señala quejas de que la Policía se fue contra madres y niños y empezó a provocar disparando balas de goma y gases lacrimógenos”.
El jefe policial, quien prometió una “exhaustiva investigación” sobre este incidente, dijo que había al menos un detenido por este hecho que calificó de aislado. “Algo de lo que vi como jefe del Departamento (de Policía) no me parece que haya sido apropiado”, indicó Bratton en la radio KNX.
“Hay algunas escenas, claramente, basándome en mis años de experiencia y en los años de experiencia de muchos de los jefes de mi equipo, que no parecen apropiadas”, reconoció el jefe del LAPD.
Bratton indicó que una Comisión Policial “va a implicarse completamente en los asuntos que envolvieron este caso (...) y vamos a intentar hacerlo tan pronto como sea posible”, prometió.
“Hay pruebas de que oficiales golpearon a reporteros en el suelo, usando bastones contra los fotógrafos y dañando las cámaras, posiblemente motivados por la rabia de que los periodistas fotografiaran los esfuerzos por parte de los oficiales para controlar los movimientos de los manifestantes”, indicó un comunicado de la Asociación de Noticias de Radio y Televisión estadounidense (RTNA).
Esta organización periodística hizo un llamado para que “se realice una investigación inmediata y completa por el trato violento contra periodistas al finalizar la marcha de inmigrantes el martes”, donde según las imágenes se encontraban familias, con varias madres y niños, que tuvieron que salir corriendo.
Según el oficial del LAPD, Mike López, después de las 18:00 horas locales algunos de los mil manifestantes que estaban en el parque empezaron a lanzar botellas plásticas contra la Policía Antidisturbios, y por eso ellos intervinieron, explicó a la edición de internet del diario Los Ángeles Times.
Varios manifestantes y policías resultaron heridos y se realizaron algunos arrestos, indicó la misma fuente, sin precisar el número en ninguno de los casos.
Ésta era la segunda manifestación organizada en Los Ángeles, el martes, cuando se efectuó una marcha de hasta 10,000 personas en la mañana. En ambas, miles de inmigrantes reclamaron una reforma migratoria a favor de la legalización de los cerca de 12 millones de indocumentados que viven en Estados Unidos.