Internacionales

Venezuela impulsa el ALBA a punta de petróleo

* A Cuba, Nicaragua, Bolivia y Brasil ofreció garantizar todas sus necesidades de crudo y financiar el 50% de su factura petrolera

Venezuela, el principal productor de hidrocarburos en Sudamérica, ofrece su petróleo como impulso a la Alternativa Bolivariana de América (ALBA), mecanismo con el cual desea dar un vuelco a los mecanismos de integración basados en los acuerdos comerciales.
La cumbre de Barquisimeto (250 km al suroeste de Caracas) reúne este fin de semana a los presidentes de izquierda radical Evo Morales (Bolivia), Daniel Ortega (Nicaragua) y Hugo Chávez (Venezuela), junto al vicepresidente cubano, Carlos Lage. También asiste como invitado el presidente de Haití, René Preval.
A ellos cuatro, Chávez ofreció garantizar todas sus necesidades de crudo y financiar el 50% de su factura petrolera. La oferta consiste en el pago a 90 días del 50% de la factura. El otro 50% se dividiría en un 25% pagadero a 25 años con dos de gracia a una tasa del 2% anual, y otro 25% que la estatal Petróleos de Venezuela colocará en un fondo ALBA para créditos en el mismo país, según explicó Chávez en la reunión del domingo.
Para Haití, Venezuela ofrece 18,000 barriles diarios (b/d) de crudos, y a Bolivia 8,300 b/d de diesel. Ya Venezuela suministra 92,000 barriles diarios de petróleo a Cuba con facilidades financieras.
El presidente venezolano no especificó cuánto sería el volumen destinado a Nicaragua.
La propuesta contempla la creación de empresas mixtas de carácter gubernamental, como ya funcionan entre Cuba y Venezuela, para la refinación petrolera.
Además, Venezuela propuso hacer plantas de regasificación en los países del ALBA y Haití como “alternativa al gasoducto”.
“Es energía limpia, mucho más barata que la originada por los hidrocarburos”, resaltó Chávez, quien también propuso impulsar las energías alternativas como la eólica y la solar.
“No vemos los agrocombustibles como alternativos, sino sólo para limpiar los combustibles. Nos negamos a producir etanol del arroz o del girasol. Habrá que limitarlo mucho”, subrayó el mandatario venezolano.
El encuentro ha tenido un marcado tinte político, con reiterados llamados contra el capitalismo y el imperialismo de parte de los presidentes.
Los mandatarios destacaron que el ALBA, a diferencia del resto de los mecanismos que funcionan en la región, es un “grupo de unión de naciones más que de intercambio comercial”, y subrayaron los lazos de identidad política y amistad que los unen.
Así, el sábado por la noche los presidentes acudieron a la inauguración de los II Juegos Deportivos ALBA, en los que participan 31 países. El acto fue amenizado por un grupo musical que entonó canciones sandinistas y de la revolución cubana, que eran coreadas por el público y por los propios mandatarios.
Los presidentes también deben sostener un conversatorio este domingo con un centenar de delegados de movimientos sociales de América Latina, que además suscribirán en el acto de clausura una declaración de apoyo al ALBA.
La reunión con los líderes sociales se realizará en el cercano pueblo de Tintorero, donde funciona un “núcleo endógeno” de artesanos, promovido por el gobierno de Chávez en sus políticas de ayuda social.
Ese conversatorio servirá para que los mandatarios ratifiquen la idea de que el ALBA busca “la unión de los pueblos” por encima de la integración económica a la que acusan de ser una “nueva forma de coloniaje”.
Los primeros acuerdos del ALBA se firmaron entre Cuba y Venezuela en diciembre de 2004, pero el grupo se formalizó en abril de 2005. En 2006 se unió Bolivia y en enero de este año adhirió Nicaragua.
Ecuador, que envió a esta cumbre a la canciller María Fernanda Espinosa, estudia la posibilidad de unirse al grupo.
Hasta ahora, el ALBA se ha concretado en convenios bilaterales Venezuela/Cuba y Venezuela/Bolivia. Con esta cumbre, el grupo se planteó el reto de trascender esos acuerdos y crear una institucionalidad que permita su crecimiento.

Fidel Castro envía carta a Hugo Chávez
El presidente de Venezuela Hugo Chávez anunció este domingo que recibió una carta de casi 10 páginas del líder cubano Fidel Castro, quien a sus 80 años convalece desde hace nueve meses de una cirugía, en la que éste elogia el “socialismo de mercado” de China.
“Fidel está al mando. Yo recibí una carta de Fidel que estuve leyendo anoche varias veces, porque es una carta ya filosófica. Fidel está pensando mucho”, dijo Chávez a periodistas antes de comenzar una reunión de mandatarios de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA).
El gobierno comunista cubano está dirigido “provisoriamente” desde el 31 de julio de 2006 por el hermano de Fidel, Raúl Castro, de 75 años, aunque funcionarios cubanos han afirmado que Castro se recupera rápidamente y está al tanto de las decisiones más importantes del país.