Internacionales

Dos caminos y una trampa con referendo tico al TLC

* Repentino interés de Arias

CORRESPONSAL COSTA RICA
El Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) posee dos semanas para decidir por cuál vía los costarricenses irán a un referendo que definirá la ratificación o no del Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos y Centroamérica.
Una vez que el presidente del congreso, Francisco Antonio Pacheco, entregó a los magistrado del Poder Electoral el decreto del Ejecutivo (aprobado positivamente), se cerró el círculo para que el TSE decida si la consulta será por la iniciativa del ex diputado José Luis Corrales o por el decreto del gobierno.
En primera instancia, los magistrados dieron curso a la petición de Corrales de convocar a un referendo con la presentación de 132 mil firmas (5 por ciento del padrón electoral), sin embargo un día después el Ejecutivo anunció dicha convocatoria vía decreto.
Para los opositores al Tratado y para el propio Corrales, la iniciativa del presidente Oscar Arias es extemporánea, porque “primero en tiempo, primero en derecho”, y que a toda luces es un “fraude de ley”, porque el decreto se debió aprobar en sesiones ordinarias y no en las extraordinarias que concluyen este mes.
Además que es raro que (Arias) esté interesado en el referendo cuando en el pasado se había negado a convocarlo. Exponen que lo que se pretende es confundir a la población y que no se le explique al pueblo del por qué se debe votar en contra.
Si se aplica por la vía Corrales, todo el proceso se podría llevar hasta un año, pues tendrían un plazo mínimo de 6 meses para presentar las 132 mil firmas, si no lo logran pueden solicitar algunos meses de prórroga. Una vez vencido ese período, el TSE deberá establecer un plazo de tres meses para convocarlo y organizarlo.
Esto dejaría afuera al país de la incorporación al TLC, ya que tiene como fecha tope, marzo de 2008. Por ello el gobierno a través de su iniciativa pretende que el tiempo para la consulta se reduzca (entre agosto y septiembre) y no sean necesarias las firmas.
El presidente interino del TSE, Luis Antonio Sobrado, reconoció que se encuentra en una “encrucijada” al tener las dos iniciativas, por lo que la resolución de los magistrados tendrá que hacerse con el análisis pertinente.
Además de eso, los funcionarios electorales deberán definir el porcentaje de participación de la ciudadanía para que el referendo tenga valor (30 ó 40 por ciento). En la historia de Costa Rica es la primera ocasión que un tema legislativo se someterá a un referendo, es decir, los ticos por primera vez asumirán un rol de diputados para decir “sí o no” a la ratificación del TLC.
leonelmen@gamial.com