Internacionales

Príncipe Enrique dejará el ejército si no sirve en Irak

El príncipe tiene previsto servir en Irak como comandante de tropa normal, a cargo de una unidad de doce hombres y cuatro vehículos acorazados de reconocimiento Scimitar.

El príncipe Enrique, tercero en la línea de sucesión a la corona británica, está dispuesto a dejar el Ejército si no le permiten servir en Irak como estaba previsto, indicaron hoy fuentes de su regimiento, el Household Cavalry.
Fuentes del regimiento dijeron a los medios británicos que es "una gran sorpresa" que los altos mandos militares revisen la decisión de enviar a Enrique, de 22 años, a Irak.
"Habrá un mal sentimiento en el regimiento si no le dejan", aseguró la fuente, y añadió que Enrique se sentirá mal si no le permiten ir al país árabe.
El Ministerio británico de Defensa admitió hoy que el envío del príncipe a Irak está sujeto a "continua consideración", después de que un diario afirmase que puede esfumarse el sueño del joven de luchar en ese país. El príncipe, con rango de subteniente, tiene previsto servir en Irak el próximo mes de mayo como comandante de tropa normal, a cargo de una unidad de doce hombres y cuatro vehículos acorazados de reconocimiento Scimitar.
"No luchará"
Sin embargo, el diario "The Sun" -bajo el titular de "Enrique no luchará"- asegura hoy que los altos mandos militares han decidido revisar la decisión de permitir que Enrique sirva en Irak. El análisis que hace Defensa sobre el futuro del príncipe responde a un incremento de la violencia en el país árabe contra fuerzas británicas, así como a unas amenazas específicas contra él.
Puede que el hijo del príncipe Carlos y la fallecida Diana de Gales sirva en Irak durante seis meses, pero estaría en una oficina y no en el frente de batalla, agrega el matutino. De ser así, Enrique estará furioso y puede que abandone la carrera militar, afirma el periódico.

Según "The Sun", hay fanáticos terroristas que han amenazado con matar o capturar al joven mientras el Ejército teme que su presencia en Irak pueda aumentar el número de víctimas británicas.
En respuesta a esta información, una portavoz de la cartera de Defensa indicó hoy que "el despliegue del príncipe Enrique en Irak es, como siempre dijimos, sometido a continua consideración". "Nuestra intención es aún que el príncipe Enrique sea enviado como líder de tropa", agregó la fuente.
Según los planes originales, Enrique espera dirigir en Irak una unidad de doce hombres de los escuadrones del Household Calvary Regiment, al que pertenece. Clarence House, residencia oficial del príncipe de Gales, no quiso hacer comentario alguno sobre la información de "The Sun".