Internacionales

Capturan a sacerdote buscado por abuso sexual

El detenido es un sacerdote de origen costarricense que era buscado por la Interpol y fue capturado en Honduras.

La Policía Internacional (Interpol) informó hoy de que el costarricense Enrique Vázquez Vargas, detenido en Honduras, es un sacerdote buscado en Costa Rica por supuestos abusos sexuales a un niño.
La oficina de Interpol en San José dijo en un comunicado que Vázquez, de 47 años, fue capturado el miércoles en Tegucigalpa, gracias a la coordinación con la Dirección General de Investigación Criminal (DGIC) de ese país.
Por su parte, un portavoz de la DGIC declaró hoy que agentes policiales requirieron a Vázquez durante una operación rutinaria de revisión de vehículos en una colonia de Tegucigalpa.
Usaba identidad falsa
La DGIC le venía siguiendo los pasos al sacerdote, pues se sospechaba que utilizaba una identidad venezolana falsa. Al momento de su detención, el costarricense se identificó como un ciudadano venezolano de apellido Strauss, pero no portaba ningún documento que pudiera comprobarlo.
Sin embargo, su verdadera identidad fue confirmada hoy luego de corroborar sus huellas dactilares. Contra el sacerdote, las autoridades costarricenses habían emitido una orden de captura internacional el 17 de marzo de 2004 por el delito de abusos deshonestos.

Los hechos por lo que se le acusa datan de junio de 1994 cuando era párroco en la Iglesia Católica de Santa Rosa de Pocosol, provincia de Alajuela (norte de Costa Rica), donde aparentemente abusó sexualmente de un menor de edad en varias ocasiones.
Vázquez está a las órdenes de la Dirección General de Migración y Extranjería de Honduras, por su condición migratoria ilegal. El sospechoso podría ser deportado a su país en los próximos días, afirmó la Interpol.
Por su parte, Rocío Rodríguez García, directora ejecutiva de Alianza Por Tus Derechos en Costa Rica, el sacerdote católico Enrique Vásquez, le ha hecho mucho daño a niños y adolescentes que confiaron en su investidura como sacerdote, los testimonios de las víctimas son escalofriantes, dolorosos, estas victimas no han tenido justicia pronta y cumplida, estas victimas de Vásquez necesitan una respuesta, quieren justicia para su dolor.
Rodríguez agregó que por los años que tienen los hechos, existe un alto grado de posibilidad de que las causas estén prescritas, lamentablemente la justicia es así para estos niños que hoy son adultos y vieron con el pasar de los años como su abusador viajaba de Costa Rica a Nicaragua el 4 de diciembre de 1998.
Y luego a Estados Unidos adonde llegó en 1999, específicamente a Coneccticut donde según la Parroquia daba misas en Español y el arzobispo Daniel Cronin en el año 2002, puso fin a la misión de Vásquez al saber que en Costa Rica lo buscaba el Ministerio Público, luego se trasladó a México, supuestamente a la Casa Alberione que acoge curas pedofilos, luego regresa de nuevo a Nicaragua y finalmente a Honduras en donde en el año 2004 estuvo oficiando misas en el pueblo de Guinope, sin responder por sus actos, sin aceptar su responsabilidad, indicó Rodríguez.
Enrique Vásquez puede haber burlado la responsabilidad legal que el tiene con estas victimas, puede creer que se libró de las acusaciones, pero de la responsabilidad moral que el tiene no se va a librar jamás, finalizó Rodríguez.