Internacionales

Crimen organizado en proceso electoral guatemalteco

"Es una preocupación muy grande porque el crimen organizado quiere candidatos a alcaldes y hasta la silla presidencial", afirmó el presidente del gremio empresarial, Carlos Zúñiga.

La cúpula empresarial de Guatemala expresó este jueves su preocupación por la posible infiltración del crimen organizado en las elecciones previstas para septiembre, al tiempo que expresó su satisfacción por la participación en los comicios de la líder indígena Rigoberta Menchú.
"Es una preocupación muy grande porque el crimen organizado está tratando de participar en todo (los partidos políticos), quiere candidatos a alcaldes y hasta la silla presidencial", afirmó en un encuentro con la prensa el presidente del gremio empresarial, Carlos Zúñiga.
Para el máximo dirigente del Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (Cacif), la mayoría de las muertes que se están perpetrando en el este del país están relacionadas con el crimen organizado, especialmente la de aquellos asociados a los partidos políticos.
Aunque califica al Cacif de apolítico, Zúñiga aseguró que en reuniones previas que han sostenido con secretarios generales o candidatos presidenciales, los dirigentes les han manifestado que están "depurando" sus filas y están dispuestos a no participar en varios poblados porque sospechan de los candidatos.
Además, el presidente del gremio comentó que mantiene contacto con cúpulas empresariales de otros países que se han visto expuestas al crimen organizado, como es el caso de Colombia.
"Nos interesa escuchar de esas experiencias para aprender y de esa forma a tratar de minimizar el impacto en Guatemala", afirmó el empresario agricultor.
La voz de alarma por la posible infiltración del narcotráfico en campañas electorales, sobre todo con financiamiento, también ha sido expresada por la Iglesia Católica y el vicepresidente del país, Eduardo Stein.
La participación de Menchú fortalece la democracia

Por otra parte, el dirigente del Cacif expresó la satisfacción del sindicato por la participación en la lucha presidencial de la líder indígena y Premio Nobel de la Paz Rigoberta Menchú, postulada por un grupo indígena en formación y un partido centro-izquierda.
"Estamos muy contentos de que la señora Menchú haya entrado (a la contienda electoral), no por ser indígena porque ya han existido candidatos, sino porque representa un personaje visualizado muy bien en Guatemala y en el extranjero", agregó.
Zúñiga estimó que la participación de una mujer indígena fortalece la democracia de este país centroamericano.
También consideró que en las elecciones de este año se romperá el paradigma de que en cada año electoral existe una recesión o no hay crecimiento económico.
Esa apreciación obedece a que actualmente no se puede dejar de competir ante la globalización y por agendas "de mucho peso como son los Tratados de Libre Comercio, como el de Estados Unidos" firmado con Centroamérica en 2005 y que ya cobró vigencia en El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua.
El Tribunal Supremo Electoral (TSE) lanzará la convocatoria a elección el 2 de mayo para que más de 5 millones de guatemaltecos elijan el 9 de setiembre al presidente, vicepresidente, 332 alcaldes, 158 diputados y 20 representantes titulares e igual número de suplentes al Parlamento Centroamericano.