Internacionales

169 muertos por atentados en Irak

Decenas de vehículos completamente carbonizados, comercios destrozados y ventanas rotas conformaban el paisaje de un lugar en el que centenares de personas se congregaron para cooperar en las tareas de rescate y auxilio.

Bagdad vivió hoy la jornada más sangrienta desde que hace dos meses se puso en marcha el plan de seguridad "Aplicamos la Ley", tras una oleada de coches-bomba que causaron al menos 169 muertos y casi 200 heridos.
En el peor de una serie de cinco atentados con coche bomba en distintos barrios de la ciudad, al menos 110 personas murieron y 116 quedaron heridas tras una explosión en una plaza del céntrico distrito de Sadriya.
Las imágenes de las televisiones reflejaron la enorme devastación que sufrió esta concurrida céntrica plaza y los edificios que la rodean. Decenas de vehículos completamente carbonizados, comercios destrozados y ventanas rotas conformaban el paisaje de un lugar en el que centenares de personas se congregaron para cooperar en las tareas de rescate y auxilio.
Mientras, en el barrio chií de Ciudad Sadr, feudo de los seguidores del clérigo radical Muqtada Al Sadr, otro coche bomba causó la muerte de 20 personas y heridas a 51. El coche explotó en la Plaza Mudhafar, una de las entradas de esta enorme barriada donde vive casi un tercio de los bagdadíes y donde se han hecho fuertes las milicias chiíes fieles a Muqtada Al Sadr.
Precisamente ayer, martes, el bloque político leal al clérigo chií oficializó su salida del gobierno de coalición del primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, por, entre otras razones, sus divergencias por la gestión de éste de la seguridad en Irak.

Según dijeron fuentes policiales, el coche iba conducido por un terrorista suicida, que tenía como blanco un puesto de control conjunto de la policía y el ejército. Sin embargo, el intenso tráfico en la zona hizo que el suicida no pudiera alcanzar su objetivo y explotara su carga letal en la plaza.
También en el centro de Bagdad, concretamente en el barrio de Kerrada, diez personas perdieron la vida y doce más están heridas por la explosión de otro coche bomba.
Explosión en hora pico
Según fuentes policiales, el coche estaba aparcado a las afueras del Hospital Abdel Mayid, en el barrio de Kerrada, y explotó en plena hora pico. Kerrada es uno de los barrios comerciales de Bagdad de mayoría suní, y en él los grupos insurgentes son muy activos, hasta el punto de haber protagonizado combates callejeros con la policía iraquí.
Además, otros dos atentados con coches bomba dejaron cuatro muertos en el sur y el centro de la capital. En el ataque del sur de Bagdad, un terrorista suicida empotró su coche contra una patrulla de policía, mató a dos agentes y dejó a otros cuatro heridos, dos de ellos también policías.
En Shuria, en centro de la capital, dos personas murieron y cuatro más estás heridas por la explosión de una bomba oculta bajo el microbús en que viajaban.
Esta cadena de atentados pone más que nunca en entredicho la efectividad del plan "Aplicamos la Ley" que las fuerzas iraquíes y estadounidenses comenzaron a aplicar conjuntamente el pasado 14 de febrero.

Hace tres días, el portavoz oficial del dispositivo, Qasem al Musawi, anunció que desde que entró en vigor el plan habían muerto un total de 521 personas y otras 1.095 habían resultado heridas en actos de violencia en Bagdad.
Musawi se mostró optimista por estas cifras, sobre todo al compararlas con las 1.940 personas que perdieron la vida en los 30 días anteriores a la aplicación del plan.
Sin embargo, la trágica jornada de hoy y acontecimientos recientes como la salida del gobierno del Bloque Sadr, cuyas milicias habían reducido su actividad desde el comienzo del plan, hacen cernirse nuevos nubarrones sobre el futuro de la capital iraquí.
Retiró de tropas británicas
El primer ministro británico, Tony Blair, anunció en febrero al Parlamento que el número de soldados británicos en Irak sería reducido de los casi 7.200 en la actualidad a unos 5 mil antes de fin de año, cuando está previsto que completen la cesión de otras provincias.
El ejército estadounidense dijo haber matado a cinco "terroristas" y detenido a otros 30 sospechosos, en una operación de las fuerzas de la coalición en Karmah, una zona rural en el noreste de Faluya, antiguo bastión rebelde de la provincia de Al Anbar, y feudo de la insurrección sunita.

OTROS ENLACES RELACIONADOS

Bush quiere aprobar fondos extra para guerra

Senado de EEUU frena iniciativa para retirar tropas de Irak

Galería de fotos: Lo cotidiano en Irak

Galería de fotos: Imágenes de Guerra

Galería de fotos: Protestas por visita de Bush