Internacionales

Se estrellan dos helicópteros británicos en Irak

* Doble atentado con coche bomba en la capital iraquí deja un saldo de 18 muertos

BAGDAD / AFP

Más de 40 personas murieron en una serie de atentados el domingo en Irak, donde se estrellaron dos helicópteros británicos, causando dos muertos, probablemente debido a un choque accidental.
En un doble atentado con coche bomba en la capital iraquí murieron 18 personas, mientras que la explosión de un autobús en el centro de Bagdad causó 11 muertos y 18 heridos, según fuentes de los ministerios de Defensa e Interior.
El autobús estaba estacionado en el barrio de Karrada, cerca de una ruta muy comercial, según las mismas fuentes.
Estos ataques se producen después de que el sábado fallecieran unas 60 personas en atentados suicidas en la ciudad santa chiíta de Kerbala y en Bagdad.
Al norte de la capital, dos helicópteros británicos se estrellaron causando dos muertos y un herido grave, “todos soldados británicos”, precisó en Londres el ministro británico de Defensa, Des Browne. Browne añadió que los primeros informes hablaban de “un accidente y no de un ataque perpetrado por insurgentes”.
Las fuerzas norteamericanas habían anunciado que se trataba de dos helicópteros estadounidenses y que era probable que se hubiera producido una colisión accidental. Con estos decesos, ascienden a 142 los británicos muertos en Irak desde la invasión de este país en 2003.
El primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, condenó en un comunicado a los “grupos terroristas que atacan importantes instituciones civiles e inocentes”. Estos grupos “prueban de esta manera que fracasaron al enfrentarse a nuestras Fuerzas Armadas”, añadió el primer ministro.
Las autoridades norteamericanas e iraquíes no logran detener el ciclo de violencia pese al plan de seguridad lanzado el 14 de febrero, que prevé, sobre todo, la llegada a Irak de 30,000 soldados estadounidenses suplementarios y el despliegue en Bagdad de 90,000 soldados iraquíes y norteamericanos de aquí al mes de junio. Este plan se ha extendido progresivamente a otras regiones.
Por su parte, el senador republicano estadounidense, Chuck Hagel, aseguró el domingo en Bagdad que el apoyo norteamericano a Irak no era “indefinido”, y se declaró “optimista” sobre un próximo acuerdo entre el Congreso y el presidente, George W. Bush, sobre la financiación del conflicto iraquí.
“No podemos seguir permaneciendo en Irak como hasta ahora”, declaró Hagel a la prensa en la embajada de Estados Unidos en Irak. “Nunca se previó que fuera un compromiso indefinido”, subrayó el senador de Nebraska, pretendiente a la investidura republicana para las elecciones presidenciales de 2008.