Internacionales

33 muertos en universidad de Virginia

Los incidentes ocurrieron en dos edificios del recinto universitario, uno en un dormitorio de unos 900 estudiantes y otro que alberga aulas de ingeniería.

Al menos 33 personas fallecieron y otras 20 resultaron heridas hoy en dos tiroteos ocurridos en la Universidad Técnica de Virginia, en medio de una caótica situación que obligó a la evacuación del recinto y la cancelación de clases.
"La universidad está conmocionada y horrorizada (...) ofrezco mis más profundas y sinceras condolencias" a los familiares de las víctimas, dijo en rueda de prensa, Charles Steger, presidente de la universidad, que calificó el crimen como una "tragedia de proporciones monumentales".
Un sospechoso arrestado
Se anunció el arresto de un sospechoso en conexión con los tiroteos. La universidad publicó en su página de Internet que hubo "múltiples tiroteos y múltiples víctimas" tras los incidentes ocurridos en dos edificios del recinto universitario, uno en un dormitorio de unos 900 estudiantes y otro que alberga aulas de ingeniería.
Las autoridades han iniciado el proceso de identificación de las víctimas y la evacuación de los estudiantes, e informaron que al menos uno de los pistoleros involucrados fue asesinado. También han decidido cancelar las clases para hoy y mañana.
Se desconoce qué tipo de arma fue utilizada en los tiroteos, pero dado el alto número de muertos y heridos se especula que puede ser un rifle de alto calibre.
Steger dijo que la primera llamada de emergencia a la policía ocurrió alrededor de las 7:15 de la mañana hora local (9:00 de la mañana en Nicaragua) y, dos horas después, se informó de otro tiroteo en un segundo edificio del recinto.

Los heridos han sido trasladados a diversos hospitales locales, y las autoridades preparan sesiones de consejería psicológica para los supervivientes, dijo Steger.
Proceso de curación
"Estamos haciendo planes para comenzar el proceso de curación de esta terrible tragedia", observó Steger, tras añadir que en la investigación del crimen participan agentes de la policía local y estatal, así como de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI).
No es la primera vez que el recinto, de unos 10 mil 500 metros cuadrados y con 26 mil estudiantes, es escena de violencia, calificada hoy como un "acto incomprensible y abominable".
En agosto de 2006, las autoridades también cerraron la universidad después de que un prisionero escapara de la cárcel, asesinara a un guardia y se refugiara en el área. Un estudiante que habló con la cadena de televisión CNN dijo que la situación en el campus era de auténtico "caos".