Internacionales

Maradona recae

Médicos atendieron de urgencia a Maradona por "fuertes dolores abdominales".

Diego Armando Maradona, ingresado hoy nuevamente en un hospital, necesita "estudio y apoyo psiquiátrico", afirmó Oscar Cicco, director del hospital Madre Teresa de Calcuta de la localidad bonaerense de Ezeiza.
Médicos de ese centro asistencial atendieron esta mañana de urgencia a Maradona por "fuertes dolores abdominales". Allí se le practicaron varios exámenes y se le medicó para calmarle los dolores. Luego fue trasladado al sanatorio privado De los Arcos, en Buenos Aires, donde es sometido a nuevos estudios.
Maradona aseguró a los médicos que no comió ni tomó "nada extraño", que siguió la dieta prescrita y que el dolor abdominal "apareció de repente".
Cicco dijo que los análisis iniciales no "arrojan patología alguna" por lo que descartan una "eventual pancreatitis tóxica", aunque aclaro que se deben hacer nuevos estudio para ver la evolución del cuadro. En tanto, dijo que la afección hepática crónica que sufre el paciente está "controlada".
Apoyo terapeutico “es clave”

Cicco afirmó que "es clave" para la recuperación del ex futbolista "seguir de cerca el asunto psiquiátrico". Sin embargo su situación es estable y fuera de peligor, aunque el director del hospital recomendó que permanezca bajo vigilancia médica dos o tres días más.
"Va a necesitar un estudio y un apoyo terapéutico en ese aspecto; lo hemos hablado con su médico personal, Alfredo Cahe", insistió el profesional, quien agregó que Maradona estaba "preocupado" en el momento de ser nuevamente ingresado.
En cuanto al estado de ánimo del ex deportista, el médico dijo que aunque Maradona manifestó "preocupación y dolor", se mostró "muy colaborador en todo momento" con el personal sanitario.
Cahe continúa atención a Maradona
Cahe, que sigue siendo el médico del ex jugador pese a que éste anunció el miércoles que lo había despedido, se había manifestado en contra del alta que permitió que Maradona abandonara el miércoles el sanatorio Güemes, donde estuvo ingresado durante dos semanas.

El alta fue exigida por Maradona y un día después Cahe dijo que "todavía faltaban abordarse algunos aspectos de un esquema psicoterapéutico". Hace tres años, horas después de que los médicos de la clínica Suizo Argentina desconectaran el respirador artificial con que fue asistido por una crisis cardiorrespiratoria, el ex futbolista forzó su salida de ese centro asistencial y tuvo una inmediata recaída.
Por decisión de su familia, que acudió a la justicia, Maradona fue ingresado poco después en un instituto neuropsiquiátrico.