Internacionales

Congreso de Ecuador reanuda actividades

* Sesión contó con la presencia de 63 diputados, la mayoría suplentes de los 57 cesados el pasado 7 de marzo

El Congreso unicameral de Ecuador reanudó el martes sus actividades tras permanecer un mes detenido por la destitución de 57 legisladores de oposición, que aún luchan por recuperar las curules al sesionar paralelamente mientras esperan un fallo constitucional.
El Congreso, de 100 miembros, instaló una sesión con la presencia de 63 diputados, la mayoría suplentes de los cesados el 7 de marzo en medio de una pugna de poderes con la corte electoral que dispuso la destitución, informó una fuente del Legislativo.
“Nuestro objetivo primordial es demostrar la seriedad y responsabilidad con la que vamos a cumplir de ahora en adelante el mandato constitucional”, expresó el presidente del Congreso, Jorge Cevallos, quien se negó varias veces a sesionar ante el enfrentamiento entre los destituidos y sus suplentes.
Cevallos acogió el martes informes del Tribunal Constitucional (TC) y de la Procuraduría, que avalan el funcionamiento del Legislativo con los alternos.
El TC desechó una queja presentada por uno de los cesados contra la resolución del Tribunal Supremo Electoral (TSE) que destituyó a los legisladores por interferir con el plebiscito constituyente de este domingo.
Mientras, la Procuraduría también respaldó la destitución.
Al instalar la sesión, Cevallos declaró que “la organización interna tiene que responder a necesidades de funcionamiento, por lo cual debe venir de acciones mesuradas sin ningún apresuramiento que pueda generar opinión contraria a la buena intención de nosotros”.
“Todas las reorganizaciones las haremos con la tranquilidad y prudencia que el país lo exige”, afirmó el parlamentario, avizorando una confrontación entre los bloques legislativos por captar dignidades.
Entretanto, los congresistas cesados --cuyo ingreso es impedido por la Policía, que mantiene acordonada la sede parlamentaria desde hace un mes-- insisten en la validez de un amparo judicial que los restituyó en medio del conflicto y sobre el cual el TC todavía no se ha pronunciado.
Cobijados por ese recurso, que costó el puesto al juez por orden de la misma corte electoral, que lo sentenció por obstruir con el plebiscito constituyente, los destituidos debatían en un hotel de Quito.
“Aquí hay 57 diputados titulares, estamos funcionando”, manifestó el cesado Fausto Cobo, quien apuntó que frente al impedimento del gobierno de Rafael Correa de permitir su entrada al Congreso (en apoyo a la destitución) invitaron a Cevallos a que presida la reunión paralela, a lo que se había negado.
Cobo anunció sanciones contra Cevallos por desconocer el amparo judicial, sin descartar su destitución.