Internacionales

México reduce su compromiso petrolero

* Anuncio del presidente Calderón de reducir a 80 mil barriles diarios su ofrecimiento, causó inconformidad en cumbre del Plan Puebla Panamá

México redujo de 230,000 a 80,000 barriles diarios de petróleo su compromiso de aportación de crudo a la refinería que se proyecta construir en Centroamérica, anunció el presidente Felipe Calderón al concluir el martes en Campeche (este) la cumbre del Plan Puebla Panamá (PPP).
Esta reducción de la cuota petrolera inicialmente comprometida por México causó inconformidad en el presidente de Guatemala, Oscar Berger, confió un delegado participante en las negociaciones y que pidió no ser identificado.
“El compromiso es de abastecimiento de 80,000 barriles diarios de petróleo como mínimo a esa nueva refinería. Se ha revisado la cantidad garantizable por parte de México de acuerdo con estimaciones de producción petrolera del país, pero estamos firmes en ese compromiso”, dijo Calderón en rueda de prensa conjunta con presidentes centroamericanos.
El presidente mexicano explicó que se ha registrado un declive en el yacimiento de Cantarell, el mayor de México, y que el objetivo de su gobierno es “presentar alternativas realistas y veraces” con los países centroamericanos y las compañías interesadas.
De acuerdo con un delegado que participó en la reunión de presidentes, Oscar Berger, de Guatemala, mostró inconformidad con este anuncio de México, que cuando se lanzó el proyecto de refinería, en 2005, se comprometió a contribuir con 230,000 de los 360,000 barriles diarios de petróleo que se proyecta procesar en la refinería.
El anterior presidente mexicano, “Vicente Fox, nos dijo que era un proyecto de Estado, y ahora usted está cambiando el proyecto, presidente Calderón”, le señaló Berger al primer mandatario mexicano, confió el delegado.
En la rueda de prensa, los presidentes coincidieron en que para este proyecto de refinería centroamericana también se harán inversiones en exploración de energéticos, tanto en la costa del Pacífico, como en la del Atlántico, mientras que Colombia se comprometió a contribuir si eleva su capacidad de producción de crudo.
“Tenemos reservas hasta 2007, está garantizada autosuficiencia para 2013 ó 2014. Si logramos recuperar las reservas petroleras, nuestro compromiso es surtir a la refinería mesoamericana”, dijo el presidente de Colombia, Álvaro Uribe.
Sobre el país sede de la refinería, que se disputan Guatemala, Panamá y Costa Rica, Berger aseguró que será la empresa que gane la licitación la que determine en qué país hará su inversión.
Cuatro empresas de China, Estados Unidos, Japón e India se han mostrado interesadas en el proyecto de una refinería centroamericana, cuya construcción representa una inversión por 8,000 millones de dólares, la generación de 15,000 empleos temporales y 1,500 permanentes.
Este martes concluyó la cumbre de Campeche, convocada de manera extraordinaria por México para revisar los alcances, logros y mecanismos del PPP, lanzado por México en 2001 para lograr un desarrollo equilibrado desde el sur mexicano a Centroamérica, y que ahora se extiende a Colombia.

Anuncio genera inconformidad
El anuncio de que México reducirá de manera sensible sus aportaciones de petróleo a la refinería que se proyecta construir en Centroamérica generó malestar, en especial de Guatemala, en la cumbre del Plan Puebla Panamá, que concluyó el martes en Campeche.
“El compromiso de abastecimiento (de parte de México es) de 80,000 barriles diarios de petróleo como mínimo a esa nueva refinería. Se ha revisado la cantidad garantizable por parte de México de acuerdo con estimaciones de producción petroleras del país, pero estamos firmes en ese compromiso”, dijo Calderón en rueda de prensa conjunta con presidentes centroamericanos.
México, que lanzó el proyecto en 2005, se comprometió inicialmente a contribuir con 230,000 barriles de petróleo a la refinería centroamericana, que se proyecta procese 360,000 barriles diarios. El presidente mexicano explicó que se ha registrado un declive en el yacimiento de Cantarell, el mayor de México, y que el objetivo de su gobierno es “presentar alternativas realistas y veraces”.
Según un delegado que participó en la reunión de presidentes, Oscar Berger de Guatemala mostró inconformidad con este anuncio de México, e incluso le recordó que es un compromiso de Estado y no de gobierno.