Internacionales

Nueva ola de violencia en Irak

* Encarnizados combates en el centro de Bagdad ayer

Encarnizados combates enfrentaron este martes en el centro de Bagdad a las fuerzas de seguridad iraquíes y tropas estadounidenses con insurgentes, y, en el conjunto de Irak, la violencia dejó al menos 34 muertos.
Cuatro soldados iraquíes, un civil y tres insurgentes, perecieron, mientras que 16 soldados estadounidenses resultaron heridos en los enfrentamientos en el barrio al Fadhel, en el corazón de la capital iraquí, según las fuerzas de Estados Unidos.
Los combates comenzaron hacia las 07h00 locales (03H00 GMT) cuando soldados estadounidenses e iraquíes desplegaron “un cordón de seguridad y emprendieron registros en el barrio de Rusafa”. “Rápidamente” fueron objeto de “disparos”, según las autoridades militares norteamericanas.
Entonces, un helicóptero de ese contingente “abrió fuego contra los insurgentes”. El mismo comunicado añade que otros dos aparatos “fueron blanco de tiros de armas ligeras que provocaron daños menores”.
Al margen de este episodio, el más grave de los atentados del día, que causó 16 muertos y 32 heridos, lo provocó una mujer kamikaze delante de un puesto policial en Moqdadiya, a 105 km al norte de Bagdad, según la Policía.
Entre las víctimas figuran jóvenes que esperaban delante de un kiosco donde se venden formularios de candidatura para ingresar en la Policía, según la fuente.
En la misma provincia de Diyala, tres personas murieron al caer un obús de mortero sobre su casa de Shaima, siempre según la Policía.