Internacionales

Cientos de miles de chiítas claman contra EU en Irak

* Convocados por el líder radical Moqtada Sadr con motivo del cuarto aniversario de la caída del régimen de Hussein

Cientos de miles de chiítas gritaron este lunes “¡No a Estados Unidos!” en una manifestación en Nayaf, al sur de Bagdad, convocados por el movimiento del líder radical chiíta Moqtada Sadr con motivo del cuarto aniversario de la caída del régimen de Saddam Hussein.
La multitud, que enarboló miles de banderas iraquíes, se citó de mañana en Kufa para dirigirse después a la vecina ciudad santa de Nayaf (a 160 km al sur de Bagdad). Los manifestantes se dispersaron sin incidentes por la tarde.
“¡No, no a Estados Unidos. Sí, sí a la libertad!”, “Moriremos, pero no abandonaremos”, fueron los eslóganes más coreados mientras se quemaban banderas estadounidenses.
Además, muchas pancartas exhibieron lemas contra Estados Unidos y su presidente, George W. Bush, como “¡Abajo Bush! ¡Abajo Estados Unidos!”
En algunos lugares, banderas estadounidenses e israelíes fueron pintadas en el suelo para ser pisoteadas por la muchedumbre.
Esta manifestación fue tomada como una demostración de fuerza de Moqtada Sadr, que no es visto en público desde hace meses y que tampoco apareció en la marcha.
Feroz adversario de los estadounidenses y acusado de incitar a la violencia en Irak, el movimiento del chiíta radical tiene seis ministerios en el gobierno iraquí de unidad nacional con el que trabaja Washington.
Sadr ordenó a su milicia, el Ejército de Mahdi, combatir contra las tropas estadounidenses en agosto de 2004 en Nayaf.
“En cuatro años de ocupación, nuestros hijos fueron asesinados y nuestras mujeres se quedaron viudas”, explicó Ahmed al Mayahie, de 39 años, que había acudido a la concentración desde su ciudad, Basora (550 km al sur de Bagdad).
“El ocupante dice que Irak fue liberado. ¿Qué libertad? ¿Qué liberación? Sólo hay destrucción. No queremos su liberación. Les pedimos que abandonen nuestra tierra”, añadió.
Durante la protesta, los organizadores distribuyeron octavillas en las que se leía: “Estos cuatro años de ocupación no nos aportaron nada más que la humillación y las molestias diarias”.
Por su parte, el contraalmirante estadounidense Mark Fox afirmó en una conferencia de prensa en Bagdad que estos cuatro años estuvieron marcados por “avances sustanciales”, si bien reconoció que “también fueron decepcionantes, frustrantes y cada vez más peligrosos en numerosas partes del país”.
Preguntado por la manifestación de Nayaf y el rechazo a Estados Unidos de los manifestantes, el militar se limitó a decir que fue “una manifestación pacífica, que es el signo de una sociedad democrática”.