Internacionales

Opositores a Yushenko protestan en Kiev

* Unas 10 mil personas se manifestaron ayer en la plaza central y otrora corazón de la Revolución Naranja

KIEV / AFP
Unas 10,000 personas se manifestaron este miércoles contra la disolución del Parlamento en la Maidan, plaza central de Kiev y otrora corazón de la Revolución Naranja, y en otros lugares de la capital ucraniana, en tanto que toca a la Corte Constitucional arbitrar en la crisis.
“¡Abajo Yushenko!”, “¡Yushenko, no!”, gritaban los manifestantes contra el presidente ucraniano Viktor Yushenko en la Maidan, donde dominaba el color azul del Partido de las Regiones del primer ministro Viktor Yanukovich y el rosa del Partido Socialista, las dos formaciones de la mayoría prorrusa saliente.
Sus eslóganes eran una respuesta al “Yushenko sí” que corearon en ese mismo lugar a finales de 2004 cientos de miles de partidarios de la llamada Revolución Naranja.
Los manifestantes este miércoles fueron 12,000, según la Policía, que casi no se hizo ver en la plaza.
“Estoy aquí para protestar contra la decisión anticonstitucional y dictatorial del presidente”, que el lunes decretó la disolución del Parlamento, declaró a la AFP Dmytro Flekman, de 22 años y militante del Partido de las Regiones en Lviv (oeste), el bastión de los nacionalistas ucranianos.
Los actos del presidente Yushenko “llevan a una guerra civil”, afirmó Tatiana Abramova, médica llegada de Kharkiv (este, de mayoría prorrusa).
Parte de esos manifestantes se dirigieron a continuación hacia la sede de la presidencia, donde se juntaron 7,000 personas, mientras que delante del Parlamento se reunieron 12,000. Fue en ese lugar donde cientos de seguidores del primer ministro Yanukovich pasaron la noche en tiendas de campaña.
“Estamos aquí para impedir que tomen el Parlamento”, explicó uno de los campistas, Oleg Riabtchuk, militar jubilado que viajó desde el suroeste del país.
Todas las miradas se dirigen ahora hacia la Corte Constitucional, a la que recurrieron los diputados prorrusos, y que debe pronunciarse a priori en el plazo de un mes sobre la validez del decreto presidencial.