Internacionales

ONU pide eliminar minas y asistir a víctimas


El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, llamó hoy a los países a erradicar las minas y otros explosivos remanentes de los conflictos armados y a ofrecer ayuda a las 15 mil víctimas que cada año causan estos artefactos letales.
Con motivo de la celebración del Día Internacional de la Concienciación y Acción contra las Minas, Ban recordó que millones de personas de unos 80 países viven en riesgo de morir o resultar heridos por las minas antipersonales y otros explosivos.
"Estos dispositivos siguen provocando 15.000 nuevas víctimas cada año. La pérdida de vidas y de extremidades es inaceptable. Causan estragos en los modos de subsistencia de la población, además de bloquear el acceso a las tierras, carreteras y servicios básicos", indicó.
Ban enfatizó que se debe aprovechar este día de conmemoración para evaluar los esfuerzos conjuntos realizados por la ONU, los gobiernos y los organismos no gubernamentales para la desactivación de minas, pero también de lo mucho que queda por hacer.
Entre los esfuerzos positivos, destacó la adhesión y ratificación de 153 países al tratado que prohíbe las minas antipersonales, así como la destrucción de 40 millones de minas en todo el mundo y la suspensión casi por completo de la producción y venta de estos explosivos.
El líder de las Naciones Unidas exhortó a los Estados a adherirse a estos tratados y otros como el Protocolo para Ciertas Armas Convencionales, que cuenta con 32 signatarios que se reunirán por primera vez en noviembre próximo.
Asimismo, consideró que es una avance significativo para las víctimas de las minas y explosivos la aprobación y apertura del período de firmas de la Convención para los Derechos de las Personas con Discapacidad.
"Pido a todos los Estados miembros a cumplir con sus obligaciones bajo estos tratados, así como a brindar asistencia a los países afectados y a las víctimas de estos explosivos", señaló.
Del mismo modo, instó a las comunidad internacional a tomar medidas inmediatas para abordar los devastadores efectos humanitarios de las bombas de racimo y aplaudió la iniciativa de algunos países de crear un instrumento que prohíba ese tipo de arma.
"Estas bombas matan y hieren indiscriminadamente a la población civil con tanta frecuencia como las minas", aseveró el secretario general de la ONU.
Tras reconocer los desafíos por delante en la coordinación y movilización de recursos, Ban concluyó con un llamado a redoblar los esfuerzos a nivel nacional y local hacia la erradicación de estos artefactos letales.
A lo largo de este miércoles las Naciones Unidas tiene programadas varias actividades conmemorativas, entre ellas la simulación en la sede del organismo de Nueva York de las tareas de desactivación por parte de los expertos en un campo de minas.
"Por lo que a mí se refiere, las personas dedicadas a la desactivación de minas son los más valientes de la tierra", indicó por su parte Maxwell Gaylard, director del Servicio de Acción contra las Minas de la ONU.
"Debemos mantener en la agenda política estas actividades, pues aunque el número de personas afectadas por estos explosivos se ha reducido en la última década, todavía es inaceptable", resaltó.
Con el fin de crear concienciación, la ONU también inaugurará una exposición bajo el título "Miedo perdurable", que muestran las fotografías de Charlotte Oestervang y Bobby Neel Adamas sobre el efecto en los individuos de estos explosivos letales remanentes de las guerras.