Internacionales

Irán exhibe nuevas fotos de marinos detenidos

* Publicación tuvo lugar en un momento en que Teherán daba a conocer su optimismo en torno a una pronta liberación de los militares

TEHERÁN / AFP

Irán difundió este martes nuevas fotos de los marinos británicos capturados en el Golfo en medio de declaraciones optimistas sobre su pronta liberación, mientras Gran Bretaña afirma que los próximos dos días serán cruciales para el desenlace de la crisis.
Las nuevas imágenes de los marinos fueron difundidas por la agencia semioficial Fars, y en ellas se aprecia a los militares en chándal sentados sobre una alfombra y jugando al ajedrez.
La única mujer del grupo, Faye Turney, aparece sin el pañuelo islámico que llevaba puesto en anteriores apariciones. Se trata de las primeras imágenes en las que los marinos no visten el uniforme oficial.
Turney portaba en las imágenes un pañuelo anudado al cuello, lo que constituye un intento por mostrar a los cautivos en una situación lo más distendida posible. “Estas últimas imágenes los muestran en unas condiciones ideales. Se lo están pasando bien, están relajados y disfrutando de la comida y el café mientras juegan al ajedrez”, dice el texto de la agencia que las acompaña.
La publicación de las fotografías tuvo lugar en un momento en que Teherán daba a conocer su optimismo en torno a una pronta liberación de los militares británicos. “Si Dios lo quiere el conflicto diplomático se solucionará próximamente”, ha declarado el vicepresidente iraní, Parviz Davudi. “Londres debe dar garantías y decir que hubo violación (de las aguas iraníes) y que no habrá más errores en el futuro”, exigió.
“Las próximas 48 horas serán cruciales”, aseguró el primer ministro británico Tony Blair. “Parece que se abren nuevas perspectivas, pero lo más importante es que traigamos de regreso a esas personas”, añadió el jefe de gobierno. Si Irán no libera a los 15 marinos, “entonces deberemos tomar decisiones cada vez más fuertes”, agregó en tono de advertencia.
La ministra británica de Relaciones Exteriores, Margaret Beckett, se mostró prudente en torno a una “resolución rápida”. “Nosotros no buscamos la confrontación”, aseveró, precisando que se había impedido a diplomáticos británicos en Teherán acceder a los marinos.
Por su parte, el presidente estadounidense, George W. Bush, dio a conocer que no presentará contraofertas a Irán para arreglar el asunto de los efectivos capturados. “Apoyo los esfuerzos del gobierno Blair para resolver este asunto pacíficamente”, dijo Bush. “Respaldo plenamente las declaraciones del Primer Ministro (Blair), quien ha afirmado que no necesitará contraofertas en lo que concierne a los rehenes”, sostuvo.
En la noche del lunes, el secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional iraní, Ali Larijani, declaró a la televisión británica Channel Four: “La prioridad es resolver (esta crisis) por la vía diplomática (...) Y no hay necesidad de un juicio”.
“El gobierno británico entabló conversaciones diplomáticas con el Ministerio de Relaciones Exteriores iraní para arreglar el problema de los militares”, afirmó. Luego acusó nuevamente a Gran Bretaña de complicar la liberación de los soldados con su actitud.
Desde el principio de la crisis, las autoridades británicas sostienen que sus marinos se encontraban en aguas iraquíes en el momento de su captura, mientras que Irán siempre ha asegurado que estaban en sus aguas.