Internacionales

Cuba y España sellan su relación

** La visita que culminará con la firma de una serie de acuerdos en materia política, económica, cultural y de cooperación. ** Algunos dirigentes cubanos piensan que Moratinos “vino a garantizar las inversiones españolas" en la isla.

Cuba y España discuten este martes acuerdos políticos y económicos, en el último día de la visita del canciller español Miguel Angel Moratinos, quien sellará con Raúl Castro el relanzamiento de una relación bilateral que ponen como ejemplo para la Unión Europea (UE).
Moratinos, quien se reunió este martes con el vicepresidente Carlos Lage, se entrevistará al final de la jornada con Raúl Castro, al mando de Cuba desde hace ocho meses mientras su hermano, el presidente Fidel Castro, se recupera de una enfermedad intestinal.
"España y su gobierno estará acompañando a todos los cubanos y autoridades en ese futuro que deseamos que sea el mejor para España y para Cuba", subrayó el jefe de la diplomacia española.
La reunión entre Raúl Castro y Moratinos será para ambos gobiernos el broche de oro de una visita que culminará con la firma de una serie de acuerdos en materia política, económica, cultural y de cooperación.
"El principal resultado de esta visita simbólica es el enrumbamiento de las relaciones bilaterales por un camino de diálogo maduro, respetuoso y amplio.(...) Otra vez el gobierno español es un interlocutor privilegiado de Cuba en la UE", afirmó el canciller cubano.
Los temas delicados del acuerdo

Sin adelantar los términos de los acuerdos, Pérez Roque dijo que, en el sensible asunto de derechos humanos, ambos países avanzan "en la idea del establecimiento de un mecanismo permanente y formal, de diálogo político que no excluye el tema".
No obstante, advirtió, "con la UE todavía no se dan las condiciones" para hablar sobre ello a menos que "levante definitivamente" las sanciones que impuso a Cuba en 2003 en represalia por el arresto de 75 opositores, y que se mantienen suspendidas desde 2005 a iniciativa del gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero.
"Esta nueva página, esta nueva etapa en nuestras relaciones servirá para inspirarnos en que esa UE que quiere y debe ser un actor creíble (...), pueda también establecer una relación serena y confiada con Cuba", dijo Moratinos.
Su visita se realiza a menos de dos meses de que la UE revise su política hacia Cuba y se encuentra dividida entre los que piden más rigor contra la isla, y otro grupo menor, encabezado por Madrid, que están a favor del diálogo.
"Habrá que esperar los resultados de esta visita, si es para bien, perfecto. Pero tenemos obviamente diferencias en el tema de los derechos humanos", afirmó un diplomático europeo, cuyo país aboga por un endurecimiento de la UE con Cuba.
Opiniones encontradas

En la oposición interna las opiniones están divididas. Dirigentes como Martha Beatriz Roque y Vladimiro Roca dijeron no creer en la voluntad del Gobierno español; aunque el moderado Manuel Cuesta Morúa señaló que un acercamiento entre España y Cuba sería "positivo" para la situación de los derechos humanos.
"Hay que esperar los resultados. El Gobierno de Zapatero olímpicamente ha ignorado todas las solicitudes de la oposición cubana, para lograr el respeto a los derechos humanos", dijo Roca, para quien Moratinos "lo que vino a garantizar son las inversiones españolas" en la isla.
Moratinos se reunirá este martes con empresarios españoles con negocios en Cuba. El comercio es tema importante de su agenda, pues España es el tercer socio de Cuba -tras Venezuela y China- con un comercio de alrededor de 900 millones de dólares en 2006.
"Esta es una visita valiente. En un país donde todo es política este tipo de postura es buena para ampliar la relación económica", comentó el vicrepresidente de la Asociación de Empresarios Españoles, Vicente Cendra.
Moratinos se reunió el lunes con el vicepresidente José Ramón Fernández y el líder parlamentario Ricardo Alarcón, visitó además una muestra del pintor español Joaquín Sorolla (1863-1923) en el Museo de Bellas Artes.
Este martes recorrió La Habana Vieja y visitará la Escuela Latinoamericana de Medicina, antes de firmar los acuerdos en la cancillería y encontrarse con Raúl Castro, para retornar esta misma noche a Madrid.