Internacionales

Nuevas imágenes de marinos capturados

* Vídeo sin audio con dos marinos hablando de pie frente a un mapa del Golfo, con el que parecen apoyar sus explicaciones sobre sus desplazamientos

LONDRES / AFP
La televisión iraní difundió el domingo por la noche imágenes de otros dos marinos británicos que se encuentran entre los 15 capturados el 23 de marzo en el Golfo, al tiempo que Londres anunció que mantiene contactos directos para tratar de obtener su liberación.
Los dos marinos aparecieron hablando de pie frente a un mapa de la región del Golfo, con el que parecen apoyar sus explicaciones --sin audio-- sobre sus desplazamientos.
Según la cadena en lengua árabe Al Alam, que difundió las imágenes, los militares “confesaron” haber penetrado en aguas territoriales de la República Islámica, motivo por el cual Teherán justifica su arresto.
Gran Bretaña sostiene, sin embargo, que los 15 marinos se encontraban en aguas iraquíes cuando fueron apresados en el canal fronterizo de Chatt al Arab.
Se trata de la tercera vez que la cadena iraní divulga un vídeo y “testimonios” de los marinos. Una portavoz de la Cancillería británica tachó esta nueva difusión de “inaceptable”.
Pocas horas antes, el ministro británico de Defensa, Des Browne, había anunciado que su gobierno mantiene un “contacto bilateral directo” con Irán para obtener la liberación de sus 15 marinos, una información confirmada por Teherán.
“Nos esforzamos para que este asunto se resuelva lo antes posible” por “medios diplomáticos y hacemos todo lo posible en este sentido”, aseguró el ministro.
Irán puntualizó, por su parte, que estos contactos “nunca fueron interrumpidos, por lo que no hubo necesidad de retomarlos”, según declaró a la AFP un responsable bajo el anonimato.
Esta fuente agregó, sin embargo, que la única mujer detenida del grupo, Faye Turney, no había sido finalmente liberada, tal y como había previamente anunciado Irán, debido a las declaraciones de varios ministros británicos juzgadas hostiles.
Según el dominical Sunday Telegraph de Gran Bretaña, Londres busca un compromiso que permita la liberación de sus militares y espera poder enviar a Irán a un alto jerarca de la marina para negociar.
El rotativo se refiere a un plan, elaborado durante una reunión de crisis el sábado en Londres, según el cual el gobierno británico se comprometería ante Teherán a que su marina no entre jamás en aguas iraníes sin autorización.
El presidente iraní, Mahmud Ahmadinejad, volvió a exigir el sábado las “disculpas” de Londres por la entrada ilegal de sus militares en aguas territoriales iraníes.
Paralelamente, unos 200 estudiantes islamistas se congregaron el domingo frente a la embajada de Gran Bretaña en Teherán para protestar por la presunta entrada ilegal de los marinos.
Varios petardos estallaron en el interior del complejo de la misión diplomática, protegida por decenas de policías antidisturbios y varias barricadas que mantenían a los manifestantes a distancia, constató un periodista de la AFP.
Los manifestantes, miembros de la milicia islamista Basidj, arrojaron piedras contra la embajada y exigieron un juicio a los marinos capturados.
“¡Muerte a Gran Bretaña, muerte a Estados Unidos y muerte a Israel!”, gritaban los manifestantes.
La protesta no dejó heridos ni daños, según el Foreign Office.
La crisis se agravó esta semana después de que la televisión iraní difundiera “testimonios” de dos de los marinos que reconocieron haber entrado en aguas iraníes, así como tres cartas de Faye Turney en el mismo sentido.
Londres está convencido de que sus marinos hablaron bajo coacción.