Internacionales

Relevo ministerial en Chile evidencia crisis

* Fallas del nuevo sistema de transporte en Santiago detonaron segundo cambio de gabinete en menos de un año

SANTIAGO / AFP

Las fallas del nuevo sistema de transporte público en Santiago detonaron el segundo cambio de gabinete en menos de un año en Chile, pero la remoción de cuatro ministros, incluida la de Defensa, evidenció una crisis más profunda para el gobierno de Michelle Bachelet, coincidieron este martes analistas.
El descontento popular que generó el Transantiago, puesto en marcha el 10 de febrero y que a la fecha no logra corregir graves problemas estructurales, llevó a representantes tanto del oficialismo como de la oposición a exigir a Bachelet cambios profundos. La cara más visible del plan, el ministro de Transportes, Sergio Espejo, fue reemplazado por el ex ministro René Cortázar, quien debería realizar ajustes al sistema anunciados en la víspera por Bachelet.
Los cambios alcanzaron también a los titulares de Defensa, Vivianne Blanlot; de Justicia, Isidro Solís, y de Secretaría General de la Presidencia, Paulina Veloso.
El estratégico ministerio de Minería y Energía fue dividido en dos: la actual titular de esa cartera, Karen Poniachik, quedó a cargo de Minería mientras que Marcelo Tokman será el nuevo ministro de Energía.
Al frente del Ministerio de Defensa estará el economista y embajador en México, José Goñi; mientras que en la Secretaría de la Presidencia, el ex senador Antonio Viera Gallo tendrá como reto recomponer las difíciles relaciones que mantiene el gobierno con la oposición y con su propio partido.
En Justicia el nuevo titular es el ex subsecretario de Gobierno, Carlos Maldonado.
Para el analista Patricio Navia, el cambio de gabinete no fue tan profundo como la situación lo ameritaba, y es la última oportunidad que tiene la mandataria para poder conducir un gobierno exitoso.
“Bachelet estaba en una posición de enorme debilidad. Al reconocer errores, gana tiempo y dispara un último cartucho. Si logra solucionar los problemas, el suyo será un gobierno exitoso. Si no, entonces ya no tendrá salvación”, señaló a la AFP.
Sin embargo “Bachelet no hizo una cirugía tan profunda como la situación ameritaba”, agregó el analista.
Para el cientista político, José Miguel Izquierdo, el cambio evidenció que el gobierno de Bachelet ha hecho mal las cosas.
“Si bien Transantiago ha generado una escalada en el conflicto político, no es la causa de origen. En efecto, las cosas se han hecho mal”, señaló, al tiempo que conminó a la mandataria a hacer un ‘mea culpa’ personal. “Si ella afirma que su gobierno lo está haciendo mal, también debiese asumir que ella hace mal su tarea”, indicó Izquierdo.
En su editorial, el diario La Tercera advirtió que “si los cambios no van acompañados de modificaciones en el estilo de gobierno, terminarán siendo sólo cosméticos y no evitarán que se repitan los problemas de fondo”, como la falta de conducción política y la escasa claridad en los objetivos.