Internacionales

Capturan a autores intelectuales de matanza de diputados


Las autoridades salvadoreñas se manifestaron hoy satisfechas por las nuevas detenciones que se han realizado en Guatemala en torno al asesinato de tres diputados y un policía de este país, ocurrido hace un mes.
El director de la Policía Nacional Civil (PNC), Rodrigo Ávila, dijo en rueda de prensa, esta tarde, que si bien "nosotros no creemos que esto finaliza el tema de la investigación, sin embargo es un paso importante".
Agregó que todo indica que los detenidos son parte de "lo que fue una estructura que participó operativamente o materialmente en los hechos que se sucedieron". Según informaron hoy las autoridades guatemaltecas, los detenidos son Mario Lémus Escobar, de 32 años; Obdulio Estuardo de León Lémus, de 30; Carlos Amilcar Orellana, de 28, y Linda Castillo Orellana, de 30 años.
Agregaron que estos son presuntos miembros de un cártel del narcotráfico que opera en la población de Jalpatagua, departamento de Jutiapa, en el este guatemalteco y fronterizo con El Salvador, y serían los "autores intelectuales" de la matanza, perpetrada el pasado 19 de febrero.
Ávila, manifestó que "estos sujetos definitivamente participaron" en el hecho. Sin embargo, urgió a las autoridades de Guatemala para que se concrete la detención del policía Jeiner Barillas, a quien se acusa de haber ordenado el asesinato de los diputados y el policía salvadoreños.
Las víctimas fueron los diputados del Parlamento Centroamericano (Parlacen) Eduardo D'Aubuisson, José Ramón González y William Pichinte, así como el policía que conducía el vehículo en que viajaban, Gerardo Napoleón Ramírez. Los cuerpos fueron hallados calcinados en un sitio apartado inmediato a la carretera que de Guatemala conduce a El Salvador, poco después de que habían ingresado a ese país para asistir a una reunión del Parlacen.
El 22 de febrero fueron capturados los policías guatemaltecos Luis Arturo Herrera López, José Korki López Arreaga, José Adolfo Gutiérrez y Marvin Langen Escobar Méndez, acusados de ser los autores materiales del crimen, pero días después fueron asesinados en la cárcel de máxima seguridad donde estaban detenidos.
Un quinto agente de la policía, Marvin Contreras Natareno, también señalado de haber participado en el crimen, se entregó de forma voluntaria el 28 de febrero, y el pasado viernes admitió la participación de los policías asesinados en la matanza.
Ávila dijo que "nosotros estamos satisfechos de esto (nuevas capturas), pero naturalmente hay que seguir profundizando en el tema" y reveló que cuenta con "información genérica" de que estas personas participaron antes en asaltos y tráfico de drogas.
Consultado si los cuatro detenidos hoy son los autores intelectuales, Ávila respondió: "esto podría ser, pero podría no necesariamente ser también. Al final aquí no podemos dar una respuesta, yo creo que tenemos que estar abiertos a todas las alternativas y agotar todas las avenidas de investigación".
Por su parte, Roberto D'Aubuisson, diputado de la Asamblea Legislativa de El Salvador y hermano de una de las víctimas, se manifestó hoy esperanzado porque las detenciones de los cuatro guatemaltecos arrojen luces en el caso y se pueda aplicar justicia. D'Aubuisson consideró que la captura "es un avance", ya que sus testimonios, una vez comprobada su participación en la matanza, podrán "ser contrastados" con las declaraciones de Contreras Natareno.