Internacionales

Ex vice de Saddam sería ejecutado hoy

* Condenado a morir en la horca por el Alto Tribunal Penal iraquí, luego de ser inicialmente sentenciado a prisión perpetua en noviembre de 2006

BAGDAD / AFP
El ex vicepresidente iraquí, Taha Yassin Ramadan, sería ejecutado en la madrugada de hoy martes, en el cuarto aniversario de la invasión estadounidense a Irak, anunció el lunes a la AFP uno de los abogados de la defensa de quien fuera cercano colaborador de Saddam Hussein.
“Los estadounidenses llamaron al abogado de Ramadan para decirle que se prepare porque Ramadan será ahorcado el martes a las 02:30 horas locales”, dijo el letrado Badie Aref, quien también participó en la defensa de Saddam Hussein, ejecutado el 30 de diciembre.
Ramadan, cuya sentencia fue confirmada el 15 de marzo, había sido condenado a morir en la horca el 12 febrero por el Alto Tribunal Penal iraquí, luego de ser inicialmente sentenciado a prisión perpetua en noviembre de 2006.
Las condenas fueron en el marco del proceso de Dujail, en el que el ex presidente Saddam Hussein y dos coacusados fueron sentenciados a la pena capital.
En el marco del cuarto aniversario de la invasión a Irak, el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, defendió el envío de refuerzos a dicho país, a través de un discurso emitido por televisión.
Bush dijo que se necesitarían “meses” para que su nueva estrategia en Irak diera frutos. Reconoció que “el combate era difícil”, pero reclamó “coraje y determinación” a los estadounidenses, y exaltó el “sacrificio” de sus tropas.
“Ante los desafíos existentes en Irak, concluir que nuestra mejor opción sería volver a casa sería tentador (...) pero creo que las consecuencias serían devastadoras para la seguridad estadounidense”, dijo.
En una nueva jornada de violencia en Irak, al menos 25 personas murieron.
En Kirkuk, 15 personas fallecieron y 37 resultaron heridas en cuatro atentados ocurridos en un lapso de 35 minutos, según una fuente policial.
En Bagdad, donde se implementa el programa de seguridad de las fuerzas iraquíes y estadounidenses, cinco personas murieron al explotar una bomba en las proximidades de una mezquita chiíta. Además, se hallaron 30 cadáveres.
Otros cinco individuos fallecieron en Hilla (120 kilómetros al sur de Bagdad) y en Samara (125 kilómetros al norte). No obstante los ataques, el primer ministro iraquí, Nuri Al Maliki, declaró a la cadena ITV que “la violencia religiosa ha terminado (...) gracias al proceso de reconciliación nacional y a la capacidad de las fuerzas de seguridad de detener a los que provocan la violencia religiosa”.
A cuatro años de la invasión estadounidense, y a pesar de los múltiples planes de estabilización, los iraquíes cada vez se manifiestan más pesimistas sobre su futuro, según una encuesta de la BBC, la cadena de televisión estadounidense ABC News, la alemana ARD y el diario USA Today.
Según esta encuesta, hecha 2,000 personas en las 18 provincias entre finales de febrero y comienzos de marzo, sólo el 39% de los iraquíes cree que su vida ha mejorado. Algo más de un cuarto dice sentirse seguro en su barrio.
Más del 75% de los iraquíes estima que vive en condiciones precarias. Se registra, igualmente, una baja del 14% en el apoyo a la democracia y un aumento del 8% en favor de un hombre fuerte y de un Estado islámico.
En 2005, otra encuesta más optimista estimaba al 71% de los iraquíes satisfechos con su vida.
Hoy, el 53% de los iraquíes están descontentos con la gestión del gobierno iraquí, mientras que el 82% declara haber perdido la confianza en las tropas extranjeras.
La única nota optimista es que el 56% de los sondeos no cree que Irak esté en guerra civil y el 58% se declara favorable al mantenimiento de un país unificado.