Internacionales

Separan a gringos en manos de FARC


Ante el temor de un intento de rescate militar ordenado por Washington, los tres ciudadanos estadounidenses en poder de la guerrilla colombiana de las FARC habrían sido separados y llevados a inhóspitas regiones del país, según un informe presentado por un telenoticiero local.
Según el informativo de ‘Noticias Uno’, la cúpula de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) ordenó a un equipo elite de esa guerrilla la separación y refuerzo en la custodia de Marc Gonsalves, Thomas Howe y Keith Stannsen, secuestrados por las FARC desde hace cuatro años.
Citando información privilegiada, el informativo señaló que los tres contratistas estadounidenses fueron conducidos a diferentes regiones del país, y que su custodia fue reforzada con tres anillos de seguridad.
El primero, lo conforman cuatro guerrilleros que están a una distancia de máximo dos metros; un segundo anillo de custodia lo conformarían, según el informativo, unos 400 rebeldes armados con ametralladoras y armas antiaéreas, y finalmente, guerrilleros vestidos de civil estarían apostados en los caminos para advertir la eventual presencia de tropas oficiales, añadió el informativo.
El jefe del Comando Sur estadounidense, almirante James Stavridis, aseguró a mediados de febrero pasado que el rescate de los tres ciudadanos de su país “es la prioridad número uno de las Fuerzas Armadas” de Estados Unidos.
El 13 de febrero de 2003, Gonsalves, Howe y Stannsen, asesores de inteligencia de Estados Unidos, viajaban en una misión antidrogas por las selvas del sureño departamento de Caquetá, cuando la aeronave en que viajaban cayó en una zona guerrillera.
Otro agente estadounidense y un militar colombiano que viajaban con ellos fueron asesinados ese mismo día por los rebeldes. Desde la emisión de un video en 2003, en donde un reportero colombiano los entrevistó, no se ha vuelto a saber de ellos.