Internacionales

Oposición a escudo antimisiles en Europa


El líder del Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD), Kurt Beck, y varios ministros del Gobierno de coalición, criticaron ayer domingo los planes de Estados Unidos de establecer un escudo antimisiles en Polonia y la República Checa para defenderse de posibles ataques procedentes de países como Irán.
Beck hizo un llamado a los europeos para que se opongan a los planes de Estados Unidos, que también han levantado fuertes protestas en Moscú, que ha amenazado con rearmarse en caso de que el proyecto se haga realidad.
“El SPD no quiere una nueva carrera armamentista entre Estados Unidos y Rusia en suelo europeo”, dijo hoy Beck en declaraciones al dominical “Bild am Sonntag”.
La ministra alemana de Cooperación, la socialdemócrata Heidemarie Wieczorek-Zeul, consideró que es “irresponsable crear riesgos políticos y militares con una tecnología de defensa extremadamente cara, técnicamente aún no madura y poco fiable”.
También el ministro alemán de Asuntos Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, del SPD, se pronunció hoy en contra de los planes estadounidenses, pues considera que puede dividir a Europa y reabrir la carrera armamentística en el mundo.
El jefe de la diplomacia alemana, que hoy lunes viaja a Estados Unidos, instó a Washington y Moscú a no volver a caer en la lógica del pensamiento de la Guerra Fría.
Steinmeier considera, al igual que el ministro alemán de Defensa, el cristianodemócrata Franz Josef Jung, que la OTAN es el lugar adecuado para discutir las ventajas y desventajas de construir un escudo antimisiles en Europa.
Por su parte, la canciller alemana y presidenta de turno de la Unión Europea, la cristianodemócrata Angela Merkel, se mostró optimista ante la posibilidad de alcanzar una solución sobre este tema.
Merkel trató en su reciente viaje a Polonia de convencer al presidente polaco, Lech Kaczynski, de que si decide instalar el escudo antimisiles estadounidense lo haga en el marco de la OTAN y no en solitario.
El portavoz de Asuntos Exteriores del grupo parlamentario de la Unión Cristianodemócrata-Unión Socialcristiana (CDU-CSU), Eckart von Klaeden, se mostró, sin embargo, hoy comprensivo con los planes de Estados Unidos.
Klaeden aseguró que “nadie quiere en Occidente una nueva carrera armamentista”.
Y consideró “incomprensible que los planes de Estados Unidos de un escudo antimisiles provoquen más preocupaciones que el programa nuclear y de misiles de Irán”.