Internacionales

Cuba prepara elecciones con la mira en Fidel

* Engranaje electoral se echó a andar con la misión de elegir el nuevo Parlamento y renovar el Consejo de Estado

Cuba comenzó a preparar las elecciones generales 2007-2008 con la certeza de que Fidel Castro habrá salido de su peor crisis de salud para ser reelecto, y con el reto de dar continuidad a la revolución ante una eventual muerte del líder y nuevas presiones de Washington.
El engranaje electoral se echó a andar una audiencia parlamentaria que llamó a “perfeccionar” el proceso que culminará en marzo de 2008 con la elección del Parlamento y renovación del Consejo de Estado, presidido por Fidel Castro.
En el poder desde 1959, cuando derrocó al dictador Fulgencio Batista con su ejército de “barbudos”, Castro, que se recupera desde hace ocho meses de una cirugía intestinal, ha sido electo cinco veces consecutivas desde que en 1976 fue instaurado el actual sistema electoral.
“Yo lo postularía (a una sexta reelección). Estoy seguro que estará en perfectas condiciones para seguir asumiendo esa responsabilidad”, dijo el presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP), Ricardo Alarcón.
La convalecencia de Castro, de 80 años, y la urgencia del relevo generacional que planteó su enfermedad, así como la puesta en vigor del Plan de Transición para una Cuba Libre y Democrática, creado por la administración de George W. Bush en 2004, convierten en excepcionales a estos comicios.
“Mientras esté este señor (Bush) en la Casa Blanca, que ha prometido acabar con la revolución cubana y estamos enfrentando siempre un gran riesgo”, las elecciones en Cuba tienen un carácter excepcional, declaró Alarcón.
Para Alarcón no es casual que el “Plan Bush” haya contemplado la modificación del sistema electoral, incluida la supresión del registro electoral y la “postulación de los candidatos por parte del pueblo”, para “aplicar el sistema norteamericano que no es “universal sino exclusivista”.
“Estas elecciones generales se desarrollan en circunstancias excepcionales tanto en el plano nacional como internacional”, dijo durante la audiencia parlamentaria Jorge Lezcano, asesor de la Presidencia del Parlamento.
Cuba defiende su sistema electoral como el más democrático y participativo del mundo, rechazando las reiteradas peticiones de elecciones libres por parte de Washington, la Unión Europa y otros gobiernos y sectores.
“No podemos decir que este sistema sea perfecto, pero es muy superior a muchos del mundo. Tenemos que trabajar en las imperfecciones”, dijo por su parte Ernesto Suárez, secretario de la ANPP.
En el particular sistema electoral cubano los candidatos no son postulados por partidos políticos, sino por asambleas de vecinos en cada barrio, cuyos delegados electos postulan, de entre ellos al 50% de los candidatos a diputados. La otra mitad es escogida por una representación de organizaciones sociales.
“Aquí la nominación de los candidatos lo decide la gente, no las maquinarias de los partidos, como en otros países, que controlan el dinero, las mafias”, manifestó el presidente del Parlamento.
El Partido Comunista, cuyo primer y segundo secretario son los hermanos Fidel y Raúl Castro, es el único legal en Cuba; pero no postula candidatos para el proceso electoral, no es requisito ser militante, como por ejemplo no lo es el trovador Silvio Rodríguez, diputado de la ANNP.