Internacionales

Juez suspende destitución de diputados en Ecuador

* Aumenta tensión en medio de crisis generada por plan de Asamblea Constituyente

La destitución de 57 congresistas opositores quedó suspendida temporalmente en Ecuador luego de que un juez aceptó estudiar su ilegalidad, mientras el presidente Rafael Correa descartó que pueda ser derrocado en medio de la crisis que genera el plan de Asamblea Constituyente.
El juez civil encargado de la localidad de Rocafuerte (suroeste), Fabián Dueñas, suspendió el miércoles la destitución por parte del Tribunal Supremo Electoral (TSE), al admitir un recurso de amparo presentado por el diputado Luis Fernández.
Dueñas citó para el jueves a una audiencia pública sobre el caso, y el fallo debe conocerse a más tardar el lunes. Sin embargo, ese día comienza el período de vacaciones de los empleados judiciales, que durará dos semanas.
“Mientras no haya un fallo, la destitución está suspendida”, explicó a la AFP.
Otra corte provincial estudia un recurso de amparo contra la convocatoria del TSE a una consulta popular que definirá la instalación o no de la Constituyente el 15 de abril.
El presidente del TSE, Jorge Acosta, advirtió que esos jueces podrían ser destituidos por obstruir el plebiscito, recordando que el organismo es la máxima autoridad en época electoral.
“No se puede ir en contra de las decisiones del TSE, ni suspender los efectos de la convocatoria y de las sanciones impuestas”, indicó.
Correa descartó el miércoles que su permanencia en el cargo peligre por la crisis que desató el martes una jornada violenta en que legisladores sancionados ingresaron por la fuerza al Congreso, enfrentándose a la Policía, con saldo de dos congresistas lesionados.
Otras dos personas sufrieron heridas de bala en las piernas durante un mitin opositor, en un incidente que la derecha denunció como un atentado del gobierno, pero el mandatario reiteró que el tiroteo fue producto de un asalto.
La tensión en las calles bajó este miércoles y se esperan manifestaciones el jueves en Quito convocadas por Correa para “defender” la Asamblea, que podrá disolver el Parlamento.
“No sé qué pase en el futuro, pero en los actuales momentos, pese a que la oposición quisiera hacerlo, con el 90% de apoyo popular va a ser muy difícil que nos saque”, señaló el gobernante, al tiempo que la ministra de Defensa, Lorena Escudero, sostuvo que las Fuerzas Armadas son leales al presidente.
Ecuador es el país más inestable de América Latina con ocho gobernantes en la última década.
La actual crisis se desató el 6 de marzo, cuando la coalición de derecha que domina el Legislativo cesó del cargo a Acosta, en represalia por convocar la consulta con las reglas de Correa, sin que éstas fueran aprobadas por el Congreso.
En respuesta Acosta, que desconoció la sanción, destituyó al día siguiente a los 57 legisladores. Desde entonces el Parlamento, de 100 miembros, no sesiona por falta de quórum.
Correa, que no presentó candidatos en las parlamentarias de octubre, estimó que los suplentes de esos diputados deben asumir las curules para garantizar el funcionamiento del Congreso, y no descartó convocar una sesión extraordinaria para posesionarlos, tal como prevé la ley.