Internacionales

Congreso ecuatoriano pide a corte dirimir pugna

* Buscan “las vías más rápidas” para logar una solución al conflicto político que vive Ecuador

QUITO / AFP
El Congreso opositor ecuatoriano le pidió el viernes al Tribunal Constitucional (TC) que dirima la pugna que mantiene con la corte electoral por el relevo del presidente de ese organismo, que destituyó a 57 congresistas acusándolos de obstruir el proceso para una Asamblea Constituyente.
La solicitud fue realizada por el presidente del Legislativo, el derechista Jorge Cevallos, en presencia del titular del TC, Santiago Velázquez.
“Con esto quiero dejar constancia una vez más de la disposición que tiene el Congreso para buscar las alternativas constitucionales, las vías más rápidas para logar una solución al conflicto político que vive Ecuador”, dijo Cevallos, quien no fue cesado.
Por su parte, el presidente del TC ofreció tramitar con agilidad el pedido del Congreso. El pedido será analizado por el comité de calificación del TC, que debe decidir antes del próximo jueves si tiene competencia para resolver la disputa, dijo a la AFP una fuente del órgano.
El gobierno del presidente socialista, Rafael Correa, impulsa una Asamblea Constituyente para redactar una nueva Carta Magna, reducir el espacio a la “partidocracia” e insertar a Ecuador en el socialismo del “siglo XXI”, el país más inestable del continente con ocho mandatarios en la última década.
El conflicto se desató luego de que el Congreso, controlado por una coalición de derecha, sustituyó el martes al presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Jorge Acosta, en represalia por convocar para el 15 de abril la consulta popular que definirá la instalación o no de la Asamblea Constituyente.
En respuesta y declarándose la máxima autoridad en época electoral, Acosta y otros tres vocales de la corte destituyeron el miércoles a 57 de los 100 miembros del Parlamento, que desconocen la medida, demandaron el llamado a plebiscito ante el TC y anunciaron un juicio político contra los magistrados.
Acosta considera ilegal que el Congreso lo haya relevado por su suplente, argumentando que esa figura no existe en la Constitución.
El titular del Legislativo dijo que es el Tribunal Constitucional el que debe dirimir el conflicto, y aseguró que el Congreso espera que la decisión del organismo se apegue a las normas del derecho.
“Confiamos en este organismo y esperaremos con tranquilidad, pero solicitando la agilidad por la importancia del tema”, añadió Cevallos.