Internacionales

Vielmann “indigna” al Congreso guatemalteco

* Diputada denuncia que se trata de estrategia para dilatar el proceso y evadir respuestas sobre puntos principales

GUATEMALA / AFP
El ministro del Interior de Guatemala, Carlos Vielmann, leyó este miércoles los nombres y los números de cédula de identidad de 650 funcionarios de su cartera, durante una interpelación en el Congreso, lo que fue considerado por la oposición como una “burla”.
El ministro era interpelado sobre la muerte de tres diputados salvadoreños y su chofer, y de cuatro policías acusados de haber participado en el crimen días después en una cárcel de alta seguridad.
El ministro reaccionó así a una pregunta de la oposición que quería saber cuántos asesores tenía. Tras dos horas de lectura de la lista de asesores, los diputados comenzaron a desesperarse y a pedir al presidente de la Junta Directiva del Congreso, Rubén Darío Morales, que interrumpiera a Vielmann, a lo que no accedió.
Ya que el pleno no autorizó que pudiéramos continuar con la siguiente pregunta, lo entendemos perfectamente, pero no nos vamos a prestar al juego del ministro de venirse a burlar del pleno del Congreso”, afirmó a la prensa la diputada Roxana Baldetti.
La diputada, del Partido Patriota (PP, derecha), agrupación que promovió la interpelación, dijo que la reacción del ministro “forma parte de una estrategia” para dilatar el proceso y evadir las respuestas sobre los puntos principales.
El ministro, al igual que los directores de la Policía Nacional Civil, Erwin Sperisen, y del Sistema Penitenciario, Víctor Rosales, presentaron su renuncia este miércoles, aunque el presidente Óscar Berger dijo que las va a analizar antes de tomar una decisión. Los tres fueron convocados al Congreso para responder por la muerte de los tres diputados salvadoreños y de su chofer, y de los policías acusados del crimen.

Suspenden interpelación
La comparecencia del ministro fue aplazada hasta la próxima semana por falta de quórum, luego que algunos parlamentarios abandonaran el recinto en protesta por la actitud de Vielman.
Después de dos horas de lectura de nombres, apellidos, número de cédula y sueldo que perciben los 650 asesores, diputados de la oposición empezaron a abandonar la sala en señal de protesta.
Entonces, el presidente del Congreso, Rubén Darío Morales, pidió un recuento, y al percatarse de que quedaban 74 de los 158 diputados decidió suspender la sesión por falta de quórum, pues son necesarios como mínimo 80. La interpelación continuará la próxima semana, según resolvió la Junta Directiva.