Internacionales

Nuevo terremoto hace temblar Indonesia

* Incendio en avión que aterrizaba en Indonesia causa una veintena de muertos y prolonga la serie negra

YAKARTA / AFP
Un sismo de magnitud 5.9 sacudió este miércoles el norte de la isla indonesia de Sumatra y la región de la isla de Nias, anunció el Instituto Nacional de Geofísica Estadounidense (USGS).
El terremoto, con epicentro bajo el mar, se produjo a las 17:53 horas locales (10:53 GMT), y no parecía tendiente a generar un maremoto, según la agencia de sismología de Yakarta. Se sintió en las ciudades de Gunung Sitoli, Sibolga y Medan, donde la población salió rápidamente de sus domicilios, indicaron testigos.
Este sismo se registra un día después de otro, el martes, que causó 52 muertos más al sur del país, en el centro de Sumatra, según un nuevo balance revisado ayer por Sudi Silalahi, portavoz del presidente Susilo Bambang Yudhoyono.
El balance anterior señalaba 71 muertos, según Suryadi, coordinador de las tareas de socorro en el lugar de la catástrofe. La Unicef, en Ginebra, anunció por su parte 82 muertos.

Accidente de avión
Un avión indonesio con más de 130 personas a bordo se incendió ayer durante el aterrizaje en la ciudad de Yogyakarta y dejó un saldo de una veintena de muertos. “Podemos decir que hay al menos 21 muertos”, declaró ayer por la tarde Slamet Purnomo, jefe de la Policía Científica, en una conferencia de prensa en Yogyakarta.
El balance de la catástrofe --la segunda en dos días tras el terremoto que el martes mató a 52 personas, según las últimas cifras oficiales-- osciló durante toda la jornada.
Un responsable local dio una primera cifra de 49 muertos, que la compañía propietaria del avión siniestrado, la Garuda Indonesia rebajó a 21, mientras que el Ministerio de Transportes cifró los fallecidos en 23.
Testigos y sobrevivientes describieron un infierno de llamas que se extendieron por el Boeing 737-400, donde unas 20 personas murieron y otras pudieron salir del avión.
El ministro australiano de Relaciones Exteriores, Alexander Downer, dijo que cuatro pasajeros que formaban parte de un grupo de autoridades y periodistas australianos que visitaban Indonesia están desaparecidos.
También fueron diferentes las versiones de lo que ocurrió cuando el avión aterrizó en Yogyakarta, en la isla de Java.
Un responsable militar del aeropuerto dijo que el avión iba demasiado rápido. “Se salió de la pista unos 300 metros”, declaró Benyamin Dandel al portal de noticias por Internet Detikcom. “En la pista hay elementos del avión como las ruedas y las alas”, añadió.
La periodista australiana Cynthia Banham, del diario de su país Morning Herald Newspaper, le contó a un colega lo que pasó desde el hospital.
“Ella pensó que iba a morir, hablaba de morir quemada”, contó el también periodista Mark Forbes a una radio australiana. El presidente indonesio, Susilo Bambang Yudhoyono, ordenó una investigación del accidente según un portavoz, y el primer ministro australiano, John Howard, añadió que no hay razones para creer que se haya tratado de una acción terrorista.
Pero Howard advirtió del peligro de “malas noticias” en relación con los pasajeros australianos. “Había 10 australianos a bordo y no todos han aparecido”, advirtió.
La televisión mostró a los bomberos tratando de apagar las llamas y un espeso humo que salía del fuselaje, roto al final de una pista. Se necesitaron dos horas para controlar el incendio.
La seguridad aérea en Indonesia está cuestionada desde que otro Boeing 737-400 con 102 pasajeros cayó al mar el 1 de enero y no hubo sobrevivientes.