Internacionales

Más de 130 muertos por atentados en Irak

* Insurgentes iraquíes atacan una cárcel y liberan a 140 detenidos en Mosul

BAGDAD / AFP
Más de 130 personas perecieron este martes en Irak, la mayoría en atentados contra peregrinos chiítas que viajaban a la ciudad santa de Kerbala para una celebración el sábado.
El ataque más sangriento fue perpetrado por la tarde en la ciudad de Hilla, al sur de Bagdad, donde murieron al menos 90 peregrinos y 160 resultaron heridos, según fuentes médicas.
Asimismo, un grupo de insurgentes atacó este martes una prisión del norte de Irak, y tras tomar su control brevemente, liberó al menos a 140 detenidos, dijo un responsable iraquí.
Respecto al atentado de Hilla, Mohammed Timini, médico del servicio de urgencias del hospital de la ciudad, declaró que “entre los heridos hay 50 en estado crítico. El 80% de las víctimas son jóvenes, pero hay mujeres y niños entre los muertos”.
Dos personas hicieron estallar su carga en medio de una multitud de peregrinos que se dirigían a pie desde el sur de Irak a la ciudad santa de Kerbala, 100 km al sur de Bagdad, informó el jefe de Policía, Karim Al Hamzawi, que añadió que el “doble atentado se produjo por la tarde en Nadir, a 2 km de Hilla.
El primer ministro iraquí, Nuri Al Maliki, denunció el atentado como obra de “la alianza de takfiri (extremistas sunitas) y de partidarios de Saddam Hussein”, el ex dictador, ejecutado el 30 de diciembre de 2006.
“Los autores de estos crímenes contra civiles no quedarán sin castigo. Y quienes echan leña al fuego, atizando las tensiones confesionales también serán considerados responsables”, añadió en un comunicado.
Antes del atentado de Hilla, otros 34 peregrinos habían muerto este martes en otros ataques.
Miles de peregrinos se dirigen durante estos días en autobús y a pie desde todo Irak para conmemorar el sábado el 40º día después de la muerte del imán Hussein --una de las figuras más veneradas por el islam chiíta-- asesinado en el año 680 de nuestra era por la dinastía sunita de los Omeyas.
Desde hace varios días son atacados los peregrinos chiítas que se dirigen a pie de Bagdad a la ciudad santa de Kerbala, que deben atravesar regiones sunitas. La violencia también afectó a las tropas estadounidenses, que el lunes perdieron a nueve militares en dos ataques al norte de Bagdad.
Con estas muertes ascienden a 3,179 los estadounidenses fallecidos en Irak desde la invasión del país en marzo de 2003, según un balance de la AFP basado en cifras del Pentágono.
En cuanto al ataque de la prisión por parte de un grupo de insurgentes, estos últimos llevaron a cabo la acción “armados con fusiles de asalto y ametralladoras montadas en camionetas”, según declaró a la AFP un responsable provincial.
“Atacaron a las 17H00 (14H00 GMT) la cárcel de Badush”, dijo Hicham al-Hamdani, responsable de seguridad del consejo de la provincia de Nínive, donde se encuentra la prisión.
“Los guardias sólo opusieron una escasa resistencia a causa del número de agresores, que penetraron en la cárcel y liberaron a 140 de 150 detenidos, algunos de ellos árabes (extranjeros)”, añadió.
La cárcel, situada cerca de Mosul, a unos 370 km al norte de Bagdad, “está de nuevo bajo control de las autoridades. Intervinieron varios helicópteros estadounidenses, y cinco evadidos murieron” durante la refriega, añadió el responsable.