Internacionales

Nuevo terremoto en Indonesia

* Fuerte sismo de 6.3 grados sacudió este martes en diferentes zonas de Indonesia y Singapur

PADANG, Indonesia / AFP
Un fuerte sismo de 6.3 grados sacudió este martes Indonesia y Singapur, causando al menos 71 muertos y centenares de heridos en la isla indonesia de Sumatra, en un suceso ante el que el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, se declaró “conmocionado”.
“Por el momento, los balances mencionan 70 muertos en diferentes zonas y decenas de heridos”, declaró a los periodistas Sudi Silalahi, portavoz del presidente Susilo Bambang Yudhoyono.
Los muertos son al menos 82, aseguró por su parte el portavoz de la Unicef en Ginebra, Damien Personnaz, al advertir que “el balance de víctimas no cesa de aumentar porque el sismo se produjo en una región bastante poblada”.
“El secretario general está profundamente entristecido por la pérdida de vidas y la destrucción de infraestructura (...) tras el terremoto reciente en Sumatra,” declaró por su parte desde Nueva York la portavoz de Ban Ki-moon, Michele Montas.
Agregó que la ONU “está preparada para prestar ayuda y responder a las necesidades humanitarias generadas por el desastre (...) así como para movilizar la ayuda internacional para esa respuesta”.
Mientras tanto, en Sumatra, la ciudad de Padang, que es la capital provincial de la isla, y las localidades circundantes fueron algunas de las zonas más afectadas.
“Hay centenares de víctimas. Hemos pedido auxilio médico, nuestras infraestructuras aquí son insuficientes”, declaró Samsurahim, alcalde de la ciudad de Solok a la radio Elshinta.
El terremoto provocó centenares de heridos, confirmó Rosmini Savitri, un responsable local.
“El balance (provisional) de heridos se eleva a 257”, añadió este responsable, en conversación con la AFP por teléfono.
Los hospitales de las zonas afectadas funcionaban al límite de su capacidad, y no podían acoger a todos los pacientes, informó Suryadi, un coordinador de los servicios de socorro.
“La mayoría de las muertes se debían al hundimiento de los edificios”, precisó Gusmal, jefe del distrito de Solok.
Según imágenes difundidas por la cadena Metro TV, decenas de heridos recibían sus perfusiones en las afueras del hospital de Padang, en medio de escenas de caos.
Indonesia sufre graves carencias en servicios hospitalarios y urgencias médicas.
El presidente Yudhonoyo ordenó a la Policía y militares que colaboren en las tareas de socorro. Sin embargo, la interrupción de las comunicaciones dificultaba la tarea.
El sismo se produjo a las 10H49 locales (03H49 GMT), según el Instituto Nacional de Geofísica de Estados Unidos (USGS), que estimó la magnitud del terremoto en 6,3 grados en la escala de Richter y su profundidad en 30 km.
Se registró a unos 50 km al noreste de la ciudad de Padang, capital de la provincia de Sumatra occidental.
La agencia meteorológica de Singapur consideró por su parte que la magnitud fue de 6,6 grados.
El terremoto fue seguido al parecer, de una réplica casi de la misma magnitud.
El fenómeno provocó escenas de pánico en Singapur. Centenares de personas fueron evacuadas a toda prisa de los rascacielos de la ciudad-Estado, aunque no había informaciones sobre daños, ni tampoco en Malasia, donde también se sintió el sismo, según testigos.
Los terremotos son frecuentes en Indonesia, un inmenso archipiélago de 17,000 islas situado en el “cinturón de fuego” del Océano Pacífico.
Un fuerte sismo se produjo el 26 de diciembre de 2004 en el norte de Sumatra, desencadenando un maremoto que dejó 168,000 muertos en Indonesia y otros 50,000 en otras zonas del Océano Índico.
En mayo de 2006, un sismo en la isla de Java dejó 5,800 muertos y 33,000 heridos. Dos meses después, otro terremoto provocó la muerte de 600 personas.