Internacionales

37 muertos en mezquita iraquí

La mayoría de las víctimas eran fieles que se dirigían a la mezquita para realizar los rezos de la tarde. El estallido causó daños a la mezquita, a una comisaría, y a varias tiendas y viviendas.

Al menos 37 personas murieron hoy y otras 64 resultaron heridas en un atentado con un camión-bomba cerca de una mezquita suní al oeste de Bagdad, según la agencia iraquí Aswat al Irak, que cita fuentes policiales.
Según su relato, la explosión ocurrió sobre las 15.30 horas locales (11.30 GMT) en la zona de Habaniya, a unos 60 kilómetros al oeste de Bagdad, entre las ciudades de Ramadi y Faluya, en la provincia de Al Anbar, el principal feudo de la resistencia árabe suní del país.
La mayoría de las víctimas eran fieles que se dirigían a la mezquita para realizar los rezos de la tarde, afirmaron las fuentes, que agregaron que el estallido causó daños a la mezquita, a una comisaría y a varias tiendas y viviendas.
La agencia iraquí detalló que el camión se encontraba aparcado en las inmediaciones de la mezquita y agregó que, según las fuentes policiales, el imán de la misma había criticado a la organización terrorista Al Qaeda en un discurso pronunciado durante la oración comunitaria del viernes.
Sin embargo, la misma agencia añadió que varios testigos presenciales apuntaron que el blanco del ataque era el centro policial. Según esos testigos, el ataque sería una represalia de los miembros de Al Qaeda contra dicha comisaría que en los últimos días había lanzado numerosas operaciones contra esta organización en la zona.

Este atentado tiene lugar pocas horas después de que al menos ocho policías iraquíes muriesen y otros dos resultasen heridos en un ataque lanzado por un grupo de hombres armados contra un puesto policial cerca del aeropuerto internacional de Bagdad, al oeste de la capital.
Por otra parte, un policía falleció y otros cuatro están heridos por el estallido de un coche-bomba conducido por un suicida que se empotró contra su puesto de control, situado frente a la casa de Abdelaziz al Hakim, dirigente del principal partido chií, la Asamblea Suprema para la Revolución Islámica en Irak (ASRII).
En este ataque contra el dirigente iraquí, líder también de la Alianza Unida Iraquí (AUI), coalición a la que pertenece el primer ministro Nuri al Maliki, otros cuatro agentes resultaron heridos.