Internacionales

Cuba cancela acreditación a tres corresponsales extranjeros

* Se les acusa de faltar a la “objetividad periodística”

La Habana /El País

El Gobierno cubano ha cancelado la acreditación a tres corresponsales extranjeros permanentes. Los periodistas son el estadounidense Gary Marx, del ‘Chicago Tribune’, el británico Stephen Gibbs, de la BBC, y el español César González-Calero, del diario mexicano ‘El Universal’.
En todos los casos, el argumento oficial fue que han “faltado a la objetividad periodística”, algo que niegan los corresponsales y sus medios.
En el transcurso del proceso ordinario de reacreditación de la prensa extranjera, que se realiza cada año, las autoridades les comunicaron esta semana que sus credenciales no serían renovadas y que no podrán ejercer su trabajo en Cuba a partir del 28 de febrero.
Técnicamente, los corresponsales no han sido expulsados, aunque al no poder trabajar para sus medios, su permanencia en la isla se hace insostenible. El Centro de Prensa Internacional --CPI-- les informó que pueden permanecer en Cuba hasta que venzan sus visados de residencia, e incluso después si hay motivos familiares que lo justifiquen.
Tanto el Chicago Tribune como El Universal han protestado por la medida, que consideran una “expulsión virtual” y un ataque a la libertad de prensa. El director del CPI, José Luis Ponce, rechazó que se tratara de una expulsión, y aseguró que todos los medios siguen acreditados, aunque no sus corresponsales.
“Cuba es un estado soberano y tiene derecho a acreditar a quien considere oportuno. En los casos mencionados, hemos valorado que desde hace tiempo no respondían a la objetividad periodística, y por ello se les ha retirado la credencial”.
En Cuba están acreditados de forma permanente unos 150 periodistas extranjeros. En el pasado, el Gobierno ha expulsado a corresponsales extranjeros, pero nunca había retirado de un golpe tantas credenciales a miembros de la prensa permanente durante un proceso ordinario de renovación de los permisos de trabajo.