Internacionales

Quince muertos por incendio de ferry Indonesia

En Indonesia el transporte marítimo es uno de los más utilizados por la población, por ser más barato y ofrecer muchas más rutas que el transporte aéreo.

Quince personas han muerto y docenas han resultado heridas en el último accidente marítimo ocurrido en Indonesia, al incendiarse hoy un transbordador con cerca de 300 personas a bordo cerca de Yakarta.
Según confirmó el ministro de Transportes indonesio, Hatta Radjasa, a la cadena de radio "Elshinta" los equipos de rescate han sacado del mar 15 cadáveres, entre ellos el de una niña de nueve años y un bebé de once meses, mientras que unas 275 personas han sido rescatadas con vida.
Docenas de heridos han sido trasladados a los hospitales por varias ambulancias que esperaban en los muelles, mientras que otros han sido atendidos en un hospital de campaña instalado en el puerto.
El suceso tuvo lugar cuando en el barco de pasajeros “Levina I” prendieron las llamas sobre las 06.00 hora local (23.00 GMT del miércoles), horas después de zarpar del puerto de Tanjung Priok, en la capital indonesia. Según confirmó el servicio de información local "Detiknews", el Levina transportaba 291 personas cuando tuvo lugar el accidente, entre ellas 227 pasajeros, 47 conductores y 17 tripulantes.
Se desconoce causas
"Por el momento se desconoce la causa del incendio, pero se ha abierto una investigación para determinarlo", explicó Suyanto, portavoz del Servicio Nacional de Búsqueda y Rescate (Basarnas) en Yakarta, mientras que algunos medios han indicado que el fuego se inició en uno de los camiones que transportaba el ferry.
El “Levina I” se dirigía a la isla de Bangka, en Sumatra, a unos 500 kilómetros al norte de Yakarta y, afortunadamente, se encontraba en el Estrecho de Sunda, a tan sólo 80 kilómetros de la costa, cuando el incendio tuvo lugar, lo que ha facilitado las tareas de rescate.

Al poco de conocerse el suceso, las fuerzas armadas de Indonesia enviaron al lugar del suceso cinco barcos y dos aviones dotados con material de extinción de incendios para colaborar en las tareas de rescate. Poco después el equipo se completó con varios barcos de carga, tres helicópteros y una lancha neumática. Los naufragios son frecuentes en Indonesia, un inmenso archipiélago que cuenta con unas 17 mil 500 islas e islotes, donde no es raro que las listas de pasajeros subestimen el número real de pasajeros embarcados.
Varios de los pasajeros fueron en un principio recogidos por navíos de pescadores que faenaban en la zona, según informaron los medios locales. Sesenta y tres pasajeros del barco se encuentran a salvo en Pulau Kepala (Isla de los Cocos), en la región de las islas Seribu (Mil islas), a unos 40 kilómetros del lugar del accidente, según datos del diario digital "Kompas".
El ministro indonesio de Transportes se trasladó al puerto de Tanjung Priok para reunirse con los representantes de la Armada, la Policía y las autoridades portuarias con el objeto de coordinar las actividades de rescate.
El fuego, que se extendió a buena parte de la cubierta y provocó una enorme humareda y llamas de gran altura, ha podido extinguirse antes de provocar el hundimiento de la nave, pero ha dejado esta gravemente dañada.

Los equipos de socorro continúan rastreando la zona para detectar si alguna otra persona se encontrase a la deriva después de saltar para huir de las llamas, puesto que no se conoce con exactitud el número de personas que se encontraban a bordo.
Además de la tripulación y pasajeros, el “Levina I” transportaba 42 camiones, ocho coches y cinco motos. Este es el último de una serie de incidentes marítimos ocurridos en los últimos meses en Indonesia, el mayor archipiélago del mundo, formado por más de 17 mil 500 islas y donde el transporte marítimo es uno de los más utilizados por la población, por ser más barato y ofrecer muchas más rutas que el transporte aéreo.
A finales del pasado diciembre Indonesia vivió uno de los accidentes marítimos más graves de su historia al hundirse frente a las costas de Java el buque Senopati Nusantara con más de 600 personas a bordo, de las cuales tan sólo alrededor de 250 fueron rescatadas con vida.