Internacionales

Dimite primer ministro italiano

El anunció del mantenimiento de las tropas en Afganistán, llevó a dos senadores comunistas a no votar, propiciando el rechazo de la moción legislativa. Ante el "no" de la Cámara Alta, Prodi presentó su dimisión, poniendo fin a los 281 días de su segundo gobierno.

Los comunistas han vuelto a ser la pesadilla del democristiano Romano Prodi, ya que hoy debido a la "traición" de dos miembros del ala más izquierdista de la coalición gubernamental su Gobierno perdió una votación en el Senado y se vio obligado a dimitir.
En su primera experiencia de Gobierno, de 1996 a 1998, el partido Refundación Comunista le apoyaba externamente y le salvó en numerosas crisis en el último minuto, hasta que en octubre de 1998 le retiró la confianza durante el voto de los presupuestos generales precipitó su dimisión.
En los últimos meses, el quebradero de cabeza para Prodi han sido los miembros del ala más radical de la coalición -Refundación Comunista, Los Verdes y Comunistas Italianos- que se mostraron contrarios a la ampliación de la base militar estadounidense en Vicenza (norte) y amenazaron con no apoyar el próximo voto para la refinanciación de las tropas italianas en Afganistán.
Hoy, el ministro de Exteriores, Massimo D'Alema, presentó una moción sobre la política exterior, en la que anunció el mantenimiento de las tropas en Afganistán, lo que llevó a dos senadores comunistas a no votar, propiciando el rechazo de la moción. Ante el "no" de la Cámara Alta, Prodi tomó nota y presentó su dimisión, poniendo fin a los 281 días de su segundo gobierno.
El pasado mes de abril, diez años después de llevar a los ex comunistas por primera vez al Gobierno, el democristiano Romano Prodi, de 67 años, volvió a ganar las elecciones, esta vez con el apoyo expreso de los partidos comunistas. El triunfo fue por los pelos y el perdedor, como en 1996, fue Silvio Berlusconi.
El resultado de las elecciones fue tan ajustado que el Gobierno de Prodi contaba con tan sólo dos escaños de ventaja en la Cámara Alta, por lo que en muchas ocasiones tuvo que echar mano del voto de los senadores vitalicios para sacar adelante las leyes.

Este miércoles, a la abstención de dos senadores -uno de Refundación Comunista y otro de Comunistas italianos- se sumó la ausencia por enfermedad del ex presidente de la República Oscar Luigi Scalfaro y la equivocación del también senador vitalicio Sergio Pinninfarina, que se abstuvo al pulsar mal el botón.
Prodi lidera la coalición de centroizquierda "la Unión", formada por una constelación de partidos que van desde los democristianos a los comunistas. Los objetivos del "Professore" (el profesor, como se le conoce) para la legislatura eran la declaración de guerra a la evasión fiscal y las medidas para revitalizar la estancada economía.
El “Mortadella”
Europeísta convencido, Prodi también había prometido reforzar el papel de Italia en la UE y en la comunidad internacional. Sus detractores también le llaman el "Mortadella", por haber nacido en la tierra del famoso embutido, el 9 de agosto de 1939 en Scandiano, cerca de Bolonia, en la región norteña de Emilia-Romagna.
Licenciado en jurisprudencia por la Universidad Católica de Milán, catedrático de Economía en la Universidad de Bolonia y doctor en economía en la London School of Economics, fue uno de los fundadores, en 1981, de "Nomisma", el prestigioso instituto de investigación.
En dos ocasiones presidió el Instituto para la Reconstrucción Industrial (IRI), el primer consorcio de empresas públicas de Italia. En aquellos años más que un político estaba considerado un hombre de cultura, lo que no le impidió que a finales de 1995 se lanzara al ruedo político para desafiar por primera vez al dueño del mayor imperio mediático italiano y hombre más rico de Italia.
Y ganó el desafío al vehemente Berlusconi el 21 de abril de 1996. Un mes más tarde el democristiano presidía el primer gobierno que llevaba a los ex comunistas al poder, bajo el nombre de "El Olivo", que no logró mayoría absoluta, pero Refundación Comunista le aseguraba los votos que le faltaban hasta que le dieron la espalda. Prodi abandonó el Gobierno y a partir de ese momento preparó su candidatura a la presidencia de la Comisión Europea y en mayo de 1999 sustituyó a Jacques Santer.
Durante cinco años desde Europa fue el protagonista de la reforma de las instituciones comunitarias, la ampliación de la UE, la entrada del euro o la fallida aprobación de la Constitución Europea.
En las elecciones regionales de abril de 2005, "La Unión", que sustituyó a "El Olivo", alcanzó la victoria, tras ser la más votada en la mayoría de las regiones frente a la coalición gubernamental de Berlusconi, "La Casa de las Libertades". El 7 de septiembre inició su campaña como candidato a las elecciones primarias dentro de la coalición celebradas el 16 de octubre, en las que fue elegido.