Internacionales

Cadáveres de diputados asesinados llegan a El Salvador

Las autoridades salvadoreñas en colaboración con las de guatemaltecas realizaran la investigación de los asesinatos, así como con organismos internacionales que presten servicio o asesoría en el caso.

Los cuerpos de los tres diputados del PARLACEN y un policía salvadoreños que fueron asesinados el lunes pasado en Guatemala llegarán hoy al país, confirmó una fuente oficial.
El viceministro de Relaciones Exteriores Eduardo Cálix dijo que se espera que los cadáveres arriben a El Salvador hacia el mediodía, al aeropuerto militar de Ilopango, de donde serán trasladados a la sede central de la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA, derecha), donde se oficiará un acto religioso.
Eduardo D'Aubuisson, William Pichinte y José Ramón González, de ARENA, eran diputados en el Parlamento Centroamericano (PARLACEN) y fueron asesinados junto con el agente de la Policía Nacional Civil Gerardo Napoleón Ramírez, quien conducía el vehículo en que se transportaban.
Las víctimas fueron asesinadas en la carretera que de Guatemala conduce a El Salvador, luego de que habían integrado una caravana de diputados salvadoreños en el PARLACEN que participarían en una reunión del organismo.
Los diputados asesinados llegaron a la ciudad de Guatemala, pero se apartaron de la caravana para dirigirse a un hotel, según fuentes oficiales salvadoreñas. Cálix dijo, en declaraciones a Radio YSKL de San Salvador, que un equipo de la cancillería ha apoyado a la embajada de El Salvador en Guatemala para realizar los trámites de repatriación de los cadáveres.
Informó de que el canciller salvadoreño, Francisco Laínez, viaja hoy a Guatemala para reunirse con su homólogo de ese país, Gert Rosenthal, "para demandarle y exigirle una respuesta pronta y absoluta acerca de las investigaciones y el poder dar con los resultados que todos esperamos de lo que ha pasado con este lamentable incidente".
Calix dijo que las autoridades salvadoreñas están dispuestas a colaborar con las guatemaltecas en la investigación de los asesinatos, así como con organismos internacionales que pudiesen prestar servicio o asesoría en el caso.
"Tenemos que confiar en las investigaciones de las autoridades de Guatemala, ya que el crimen se ha perpetrado en un país amigo, y nosotros confiamos en que esto sea resuelto en la mayor brevedad". Cálix manifestó que deben aclararse los motivos del crimen, pero también dar con los culpables para que sean llevados a la justicia. El hecho "ha enlutado la vida institucional" de El Salvador.