Internacionales

Asesinan a diputados salvadoreños en Guatemala

Los cuerpos de los diputados al Parlacén fueron encontrados calcinados. Una de las víctimas era hijo de Roberto D'Abuisson, fundador de ARENA, el partido de Gobierno en El Salvador. Tony Saca dijo que llegará a "últimas circunstancias" en el asesinato de diputados.

Las autoridades guatemaltecas confirmaron la identidad de tres diputados salvadoreños al Parlamento Centroamericano (Parlacen), asesinados ayer en Guatemala, pero siguen hoy sin determinar el móvil del crimen. Mientras tanto, El presidente de El Salvador, Elías Antonio Saca, aseguró este martes que llegará "hasta las últimas circunstancias en la investigación" del asesinato.
Agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) y del Ministerio Público (MP) realizan hoy peritajes en el lugar donde fueron encontrados calcinados los cuerpos de los tres políticos y la del chófer que conducía el vehículo en el que se transportaban.
Las víctimas son Eduardo D'Abuisson, William Pichinte y José Ramón González, todos miembros de la gubernamental Alianza Republicana Nacionalista (ARENA, de derecha) y un conductor no identificado. Los diputados habían viajado de su país a Guatemala para participar, el próximo jueves, en una reunión del Parlacen, que tiene su sede oficial en este país centroamericano.
Según el ministro guatemalteco del Interior, Carlos Vielman, fueron diputados al Parlacen los que avisaron a la Policía sobre la repentina desaparición de las víctimas cuando no llegaron al hotel donde se hospedarían. Las autoridades no han podido establecer las causas del cuádruple asesinato, pero en principio Vielman descarta que se trate de un hecho común por "la saña" con la que se cometió.
Los cuerpos calcinados fueron localizados el lunes en un terreno baldío de la aldea El Jocotillo, del municipio sureño de Villa Canales. Una de las víctimas, D'Abuisson, es hijo del mayor Roberto D'Abuisson, fundador de ARENA, quien murió de cáncer en febrero de 1992.

El vehículo en el que se habían transportado los diputados desde El Salvador tiene varios impactos de bala y está quemado, según las primeras investigaciones. El ministro del Interior anunció que han integrado un equipo para investigar todos los posibles móviles del asesinato de los políticos salvadoreños.
“Hasta las últimas circunstancias”
Tony Saca dijo hoy que “vamos a llegar hasta las últimas circunstancias en la investigación", luego de la noticia que conmovió al país. "Si algún mensaje nos querían enviar al matar a nuestros hermanos nacionalistas y sí el mensaje era infundirle miedo a los areneros (del partido oficial Arena) se equivocaron", afirmó Saca durante un acto en el cementerio de San Salvador donde rindió tributó al extinto mayor Roberto d'Aubuisson, líder de la derecha, quien falleció el 20 de febrero de 1992.

"Vamos a esperar la investigación que realizan las autoridades de Guatemala. Nosotros creemos en la libertad, en el estado de derecho y en la democracia y por eso debemos confiar en la institucionalidad centroamericana se imponga para que finalmente todos sepamos la verdad sobre este lamentable acontecimiento", señaló Saca.
El asesinato se produjo en momentos que en El Salvador tiene lugar una fuerte discusión sobre la figura de Roberto d'Aubuisson, acusado de ser el responsable del asesinato del arzobispo de San Salvador, Oscar Arnulfo Romero en marzo de 1980. La derecha pretende declarar a d'Aubuisson "hijo meritísimo' en el Congreso, lo que es rechazado por organizaciones civiles y la izquierda.
Saca afirmó que el asesinato fue premeditado. "Hoy le enviamos un mensaje a todos los areneros: paciencia y prudencia, vamos a esperar la información. No podemos adelantarnos a emitir juicios irresponsables, debemos esperar para saber quiénes están detrás de este premeditado asesinato de tres de nuestros hermanos areneros", exclamó Saca.
El presidente agregó que "en el vocabulario arenero no existe la palabra venganza, existe la palabra justicia. En el vocabulario arenero no debemos tener exabruptos en este momento, por el contrario (hay que) acompañar a la familia de nuestros hermanos nacionalistas". "Lo que sí deben saber los enemigos de la democracia es que la prudencia de Arena no significa miedo. Que la prudencia de Arena no significa que no vamos a enfrentar con la valentía característica de los areneros esta situación lamentable.