Internacionales

Ballenero japonés arde en mares australes

* El “Nisshin Maru” formaba parte de una flota acosada por ecologistas

WELLINGSTON /NUEVA
ZELANDA /AFP

Un ballenero japonés, integrante de una flota acosada por ecologistas en aguas australes, se incendió este jueves y un marino estaba desaparecido, indicaron las autoridades neozelandesas.
El “Nisshin Maru” emitió poco antes del amanecer una señal de socorro e indicó que la mayoría de la tripulación había abandonado el barco. Sólo algunos permanecían a bordo para luchar contra el incendio, sofocado unas horas más tarde.
Un marino se daba por desaparecido y se desconocía si se cayó al mar o seguía en el buque siniestrado, precisó el portavoz de las autoridades marítimas de Nueva Zelanda, Steve Corbett.
El responsable descartó cualquier relación con la batalla naval que libran desde hace varios días entre la flota ballenera japonesa y embarcaciones de ecologistas contrarios a la caza.
Paul Watson, responsable de la organización ecologista Sea Shepherd, indicó que los balleneros se encontraban “a unas mil millas náuticas” de las embarcaciones anticaza. “No tenemos contacto con ese buque desde hace tres días y regresamos a puerto porque estamos cortos de carburante”, indicó a una televisión australiana.
Glenn Inwood, portavoz de la industria ballenera japonesa, precisó que el incendio empezó en la sala de tratamiento y 120 tripulantes fueron evacuados, mientras que unos 40 permanecían a bordo.

Temen marea negra
en Antártida
La flota japonesa debe matar 850 ballenas de Mink y diez rorcuales comunes de aquí a marzo. Una moratoria sobre la caza comercial de ballenas rige desde 1986, pero Japón no la aplica e invoca una cláusula que autoriza la caza con fines científicos.
Nueva Zelanda pidió este viernes a Japón que proceda a remolcar el ballenero, porque teme una marea negra. El incendio fue sofocado, pero las autoridades neozelandesas temen que los 1.3 millones de litros de carburante contenidos en el ballenero acaben en las aguas australes.
“Resulta imperativo que el ‘Nisshin Maru’ sea remolcado lejos de las costas protegidas de la Antártida, de las colonias de pingüinos y de la banquisa”, declaró el ministro neozelandés del Medio Ambiente, Chris Carter.
Según Carter, la solución más rápida sería recurrir al barco de la organización ecologista Greenpeace, el “Esperanza”, que se encuentra en la zona para protestar contra la caza de ballenas. También podría estar disponible un rompehielos norteamericano.
Las causas del incendio aún no han sido determinadas pero las organizaciones ecologistas que llevan a cabo una campaña de hostigamiento contra los buques japoneses en las aguas australes no han tenido nada que ver con el suceso.